CINCO PARAÍSOS DEL TURISMO CICLOTURISTA PARA ESTE VERANO (I)

Tú no vas de vacaciones a ningún lugar que no se pueda descubrir y disfrutar sobre la bicicleta. Por eso te proponemos 5 destinos que son auténticas joyas del turismo cicloturista.

En cada uno de ellos encontrarás algunas rutas muy apetitosas y te damos algunos apuntes de interés cultural, turístico y/o gastronómico igualmente apetitosos… 😉

En este post podrás encontrar los dos primeros paraísos del turismo cicloturista (Costa da Morte y Sierra de Candelario). Dentro de dos semanas, publicaremos una nueva entrada en este blog con los otros tres destinos de turismo cicloturista (El Valle del Alto Oja, Terres del Ebre y Desierto de Tabernas).

 

COSTA DA MORTE

Una costa llena de vida

Nos vais a permitir que empecemos por el final, por el de los miles de peregrinos que completan el Camino de Santiago llegando hasta Finisterre. Al que don Camilo José Cela definió como “la última sonrisa del caos del hombre asomándose al infinito”.

Y es que la personalidad de la Costa da Morte está marcada por su condición de límite occidental de Europa, el “finis terrae”.

 

turismo cicloturista

 

Nadie puede negar que cualquier atardecer gallego desencadena un halo mágico. Con ese último rayo de luz del día como queriendo aprovechar hasta la última gota de un vaso en el que solo hay sal, roca, algas y mar.

Ya dicen que Galicia es tierra de meigas. En esta región tan enigmática todavía resuena el “habelas hailas” por muchos rincones. Quizás por ese aroma de misterio y peligro que destilan sus infinitos acantilados. Quizás por la belleza arrebatadora de un paisaje mágico sin igual.

 

turismo cicloturista

 

Porque esta costa, la de la Muerte, tiene su parte bondadosa y su parte cruel. La primera se aprecia a simple vista: extraordinarios parajes que hay que frotarse los ojos para creérselos.

Playas de ensueño con apenas bañistas incluso en agosto y unas costumbres y un patrimonio que te hace sentirte su descubridor.

 

 

La parte cruel va en su propio nombre: la bonita y escarpada costa es muchas veces letal para los barcos. Sobre todo en los implacables temporales que afectaron principalmente a la marina inglesa, acrecentando su leyenda negra.

Los cuerpos recuperados de uno de esos naufragios fueron enterrados en un enclave que, hoy, recibe el nombre de “Cementerio de los Ingleses”, lugar de visita imprescindible.

 

 

Sin embargo este litoral, por contraste, está lleno de vida. Por un lado, el negro color del chapapote y del luto de las madres y esposas de los muchos marineros que salieron a faenar y no volvieron.

Por otro el verde de sus prados y el azul de su mar, mezclado con el blanco de la espuma de las olas.  Olas que rompen contra las rocas y que adoptan increíbles formas, alimentando así la amplísima y rica mitología gallega. Sirvan de ejemplo las que encontraremos frente al santuario de Nosa Señora da Barca en Muxía.

 

turismo cicloturista

 

Y como la vida es sueño, hemos buscado dar forma a nuestras ensoñaciones en este auténtico paraíso del turismo cicloturista.

Las localidades de Laxe o de Noia pueden servirnos de punto de partida para unas muy agradables rutas circulares que nos dejarán un recuerdo imperecedero.

 

 

Visitando los mil y un faros de la costa, y las otras tantas playas que atraen al turismo a las cautivadoras poblaciones gallegas donde podremos disfrutar también de exquisitos menús.

 

turismo cicloturista

 

Ambas localidades están situadas a menos de 50 km de Cee, que es el centro económico comarcal.

 

 

Y, tal vez arrepentidos de tanto exceso, sea el momento de afrontar las rampas de Tremuzo, As Paxareiras, el Monte do Facho en Finisterre y la pared gallega cuya fama no para de crecer: el Mirador de Ézaro.

 

Turismo cicloturista por la Sierra de Candelario

Mantas, embutidos y mucho más en esta trepidante ruta de turismo cicloturista

La reconocida silueta de este macizo montañoso al sur de Salamanca, con cotas superiores a los 2400 metros y frecuentemente nevadas, preside estas tierras.

Por ellas han transitado desde tiempos inmemoriales personas, ganados y hasta ejércitos en la cada vez más popular “Vía de la Plata”.

 

 

Numerosas corrientes fluviales que se deslizan desde las alturas convergen en el río que, con bien sonoro y evocador nombre, recorre esta comarca serrana: el Cuerpo de Hombre.

La mayor parte de esta zona presenta un clima mediterráneo continentalizado de tipo húmedo, con un estío especialmente agradable: de ahí que muchos de sus pueblos sean muy frecuentados como lugares de veraneo.

 

turismo cicloturista

 

Como si de una atalaya se tratara, coronando un espolón rocoso, se levanta la ciudad de Béjar, de honda tradición textil y que ostenta la capitalidad de la comarca.

 

 

Más bella aún nos parece su vecina Candelario. Y dignas de destacar asimismo son otras varias poblaciones del entorno como La Garganta y Baños de Montemayor que bien merecen nuestra visita de turismo cicloturista.

 

 

La historia de Candelario ha estado estrechamente vinculada a la de la capital ducal. Su hoy floreciente industria chacinera pudo tener origen en el cuidado del ganado porcino. Y también en la necesidad de mantener un sustento familiar, aunque poco después pasase a ser toda una actividad económica.

 

 

Todos los años, en el Corpus Christi, los “hombres de musgo” vuelven a recorrer las calles de Béjar conmemorando el hecho de armas que supuso el final de la reconquista de la villa a los moros.

¿Y ya sabéis que en Candelario se atan los perros con longaniza? A principios del siglo XIX estaba allí la fábrica de embutidos de Constantino Rico, conocido como “el Tío Rico”.

Se cuenta que una de las muchas obreras, ya cansada de las molestias que estaba ocasionando un perro, decidió atarlo a la pata de un tajo con una ristra de longanizas.

Al verlo un chiquillo que por allí pasó, le faltó tiempo para dar la noticia a los cuatro vientos de lo que sucedía en la casa del tío Rico… Y así quedó esta frase como prueba de la riqueza y prosperidad de la villa.

 

turismo cicloturista

 

Este es un terreno accidentado en el que es prácticamente imposible llanear más de una decena de kilómetros seguidos. Pero la gran mayoría de sus pueblos tienen un encanto especial que nos dejará un recuerdo imborrable.

Y si sois de los que damos en llamar “locos de las cumbres” deciros que, tenéis el puerto más conocido de esta comarca serrana, La Covatilla.

 

turismo cicloturista

 

Y bien cerquita otras joyas tanto o más interesantes para realizar turismo cicloturista: El Travieso y La Garganta.

A eso hay que sumar otras ascensiones que no están lejos: El Tremedal, la Peña Negra, el Portillo de las Batuecas y la Peña de Francia.

 

 

Todo un lujo cicloturista en esta Sierra de Candelario.

 

 

Por Juanto Uribarri, de ZIKLO-APM y colaborador de Forum Sport. Fotos cedidas por la revista ZIKLO

 

¿Te has quedado con más ganas de rutas? Pues aquí tienes otras tres.

 

Un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Me gustaría que me informarías de rutas de BTT por España de media dificultad