10 tips nutricionales para unas navidades saludables

FacebookTwitter

Sí, es posible. En la época del año en la que asociamos las fiestas con comer y beber y nos excusamos con frases como “es Navidad”, “por un día (o dos, o tres…) no pasa nada”, “es para celebrar” o “en Enero empiezo a cuidarme”, es posible seguir comiendo sano y disfrutar de unas fiestas donde prime la salud y comer con conciencia, disfrutando igualmente de una mesa rica: ¡Descubre cómo deben ser tus navidades saludables en 10 pasos!

1. Planifica y reinventa las comidas los días señalados. Seguramente tu alimentación ha ido variando con los años, y poco a poco has ido introduciendo en tu día a día nuevas recetas, nuevos cereales, semillas, alimentos integrales, más frutas y verduras…

Entonces ¿por qué el menú de Navidad se mantiene tan estático y en muchas ocasiones cuesta salir de los fritos, los pinchos con mayonesas, el cordero y los turrones de toda la vida? ¿Por qué no conviertes estas fiestas en unas navidades saludables sorprendiendo a tu familia con nuevas recetas? : timbal de aguacate, tomate y salmón; pimientos de piquillo rellenos de quinoa y verduras; calabacines rellenos de boletus y gambas, etc. 

Y llena tu mesa de nuevos platos llenos de sabor, color y salud.

navidades saludables

2. ¿Por qué nos empeñamos en cocinar cantidades de comida como si fuera a venir todo el vecindario a comer o cenar?

Si somos 5 cocinamos para 10 y si somos 10 para 20, y así esas comidas “un poco más copiosas” que nos hemos permitido, se acaban convirtiendo en tappers que llenan nuestra nevera y nuestra semana. Unas navidades saludables implican calcular los comensales y cocinar solo la cantidad que vayáis a consumir.

3. Haz memoria, el año pasado en Enero te propusiste que las próximas navidades cuidarías tu alimentación para que tu cinturón y tu estómago dolorido no te recordaran los excesos de varios días…Ha llegado entonces el momento de tomar conciencia y de acompañar estos días de celebración, familia y amigos con elecciones más saludables, cantidades más razonables y plantando cara a tus excusas.

navidades saludables

Tarta de manzana, una elección saludable

 

4. No te saltes comidas para “compensar”. Los días marcados en rojo es probable que, aunque sigas estos consejos, comas un poco diferente al resto del año, pero ir a la cena de empresa sin haber apenas comido o sentarte a la comida de Navidad sin haber probado bocado en todo el día, solo hará que llegues con mucho más apetito y hambre emocional, y te resulte más difícil hacer buenas elecciones de comida y de cantidad.

Para unas navidades saludables, haz el resto de comidas ligeras, con muchas frutas y verduras y elaboraciones sencillas. Así, tu estómago o tu hambre emocional no te impulsará a comer de más y que te pase como a la persona de esta imagen…

navidades saludables

5. Bebe agua a lo largo del día. Son días en los que quizás alternes con amigos, tomes alguna copa de vino con la familia o brindes con esa botella guardada para la ocasión, pero no olvides que en las navidades saludables el agua debe seguir estando presente y ser la bebida protagonista.

6. Los dulces Navideños no tienen por qué acompañarnos todos los días, ni tienen que estar en una bandeja a la vista. Elige los días y qué tipo de dulces vas a consumir, y en función de esa elección, haz la compra.

Puedes elegir además postres con frutas como macedonias, compotas con canela, brochetas con chocolate puro, carpaccio de frutas… o alguna de estas recetas dulces que te propusimos las pasadas Navidades.

navidades saludables

¿Todavía piensas que comer saludable y comer rico no es compatible? Mira estas rocas de chocolate…

 

7. La Navidad tiene sus propios mitos nutricionales, desmintamos alguno de ellos: el chupito después de comer o cenar no te va a ayudar a hacer la digestión y la piña ni desengrasa ni adelgaza.

8. Imprescindible para unas navidades saludables: Haz deporte, sigue con tus rutinas de actividad física o empieza con ellas si el ejercicio aún no forma parte de tu vida. Te ayudará a compensar los posibles excesos y a seguir centrado en una rutina saludable.

navidades saludables

9. Toma decisiones ¿Cuánto de importante es para ti llevar una alimentación saludable? ¿Qué te impide seguir con ella durante las fiestas? Las reuniones con la familia y los amigos pueden ir acompañadas de opciones sanas que te permitan disfrutar de ellos alrededor de una mesa donde predominen las recetas vegetales.

10. Ponte retos nutricionales para el próximo año: ¿Qué quieres conseguir?¿Qué beneficios obtienes al lograr tu objetivo?

Elabora una lista con 5 miniobjetivos nutricionales y acompáñalos de 5 acciones que pondrás en marcha para llegar a ellos.

Toma conciencia y elige salud porque a comer sano, también se aprende.

¡Feliz (y sana) Navidad saludable!

navidades saludables

Por Elena Jorrín (Dietista Nutricionista, especialista en nutrición deportiva y coach nutricional).

FacebookTwitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud