Test mallas Sportlast: ¡Menos fatiga, más energía!

FacebookTwitter

Hoy ponemos a prueba las mallas Sportlast: cada vez  más gente practica deporte con prendas compresivas, que en su día comenzaron a utilizarse en el campo de la medicina con el objetivo de aumentar la circulación sanguínea para tratar determinadas dolencias. Hace ya unos años, este invento se trasladó al ámbito deportivo pensando en mejorar el rendimiento. La compresión facilita el retorno venoso retrasando la aparición de la fatiga muscular.

La marca Sportlast nació en el año 2000 fabricando medias y calcetines compresivos. A día de hoy ha aumentado su gama de productos, entre ellos, las mallas de compresión deportiva para cualquier tipo de disciplina con diferentes diseños tanto para hombre como para mujer. Para hombre existe la malla larga y la corta. Para mujer hay tres medidas: malla larga, malla capri (pirata) y malla corta con sus colores y refuerzos específicos. ¿Quieres conocer las características de estas mallas Sportlast?

1. Una segunda piel

Las mallas están diseñadas para conseguir un alto rendimiento. En las tres medidas encontramos mallas ceñidas al cuerpo compuestas por un 91% Poliamida, 5% elastano y 4% poliéster. Aunque a primera vista nos puede parecer que es una prenda pesada ya que el tejido no es muy fino, una vez puestos la sensación es de gran comodidad, como si se tratara de una segunda piel. La cintura y los bajos elásticos conforman un pantalón ajustado que sujeta pero sin llegar a agobiar, haciéndolo perfecto para la práctica del running.

2. Adiós a la sudoración y a la acumulación de agua

La prenda está fabricada con tecnología Nilit Aquarius, fibras diseñadas para que  te sientas seco y cómodo. Aunque la parte  de las piernas no sea la zona donde más humedad se acumula, este tipo de tecnología favorece la evacuación de líquido tanto en días calurosos donde la sudoración es mayor, como en días lluviosos evitando la acumulación de agua.

3. Sujeción de cuádriceps y rodillas

La malla está diseñada con refuerzos específicos según las zonas musculares para ofrecer mayor sujeción de los cuádriceps, rodillas (con elasticidad diferente para una flexión cómoda) y la zona de los gemelos. Además, cuenta con un bolsillo trasero a la altura de la cintura cerrado mediante una cremallera, siempre adecuado para introducir unas llaves, un gel o una barrita.  Con el logotipo de Sportlast en la pernera, las largas y las piratas presentan motivos reflectantes traseros en ambas piernas.

4. Libertad de movimientos

Una de las cosas que más me ha gustado es la gran libertad de movimientos que nos aporta sin ocasionarnos ningún tipo de roce.  Como punto de mejora, nos gustaría una mayor amplitud en la gama de tallas para cubrir de manera óptima todo el rango de altura, peso y corpulencia de los y las runners.

5. Buena durabilidad

Personalmente, me quedo con las mallas cortas para competir ya que me resultan más ligeras. En cambio, para entrenar la pirata y la larga son ideales, sobre todo en esta época en la que el frío arrecia con más fuerza. Después de varias puestas y lavadoras las mallas siguen prácticamente intactas.  Únicamente puedo observar algún enganchón por alguna rama o elementos punzantes que me encuentro por el monte  pero de estos me atribuyo la culpa: cuanto más épico sea el camino más divertido es.

En conclusión, estas mallas son una buenísima opción si os gustan este tipo de prendas para correr carreras cortas o largas tanto como para entrenar como para competir. Sirve prácticamente para cualquier época del año y presentan una excelente relación calidad-precio.

PorMarta Antoñana (Corredora, tester y especialista de running en Forum Sport)

FacebookTwitter

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud