¡Cuéntanos tu experiencia en la Kosta Trail y gana una mochila Trail20 de Salomon!

FacebookTwitterGoogle+

¿Estuviste el pasado 12 de junio en la Kosta Trail? Si participaste en cualquiera de las modalidades seguro que viviste una jornada inolvidable de trail running y/o deporte en familia, y nos gustaría que nos la contaras.

Entre todos los que lo hagáis y os suscribáis a nuestro blog (esquina superior derecha de esta misma página) vamos a sortear tres mochilas Trail20 de Salomon como ésta. Tenéis de plazo hasta el 10 de julio y el día 11 comunicaremos los ganadores en este mismo hilo.

trail20_salomon_kosta

Basta con que nos contéis las sensaciones vividas durante ese día en unas 150 palabras: vuestro reto personal, anécdotas, el ambiente vivido…¡lo que queráis!

ambiente_Kosta_Trail

Para abrir boca, os dejamos con la experiencia de nuestro tester Roberto Garay. Aunque no hayas participado en la carrera te animamos a echarle un vistazo, ya que Roberto nos habla de técnicas de carrera, de medir a los rivales y a uno mismo, de nutrición e hidratación, de autosuperación…

KOSTA TRAIL ES KOSTA TRAIL

La Kosta Trail es una carrera  especial ya que mezcla a lo largo de su recorrido pasos de playas y montaña. En mi caso, además, siendo de Sopela (Sopelana, Bizkaia), es una cita a la que no puedo faltar: el solo hecho de correr en casa, donde conocí el fascinante mundo del trail running, hace que sea una cita indiscutible en mi calendario.

salida_kostatrail_2016

Salida agónica y rápida

Siempre que se corre en casa hay una cierta tensión y nerviosismo por querer hacerlo lo mejor posible, ya que muchos amigos estarán viendo a ese chaval del pueblo que espera ansioso el pistoletazo de salida.

¡Y menuda salida! La subida hasta las antenas, como todos los años, agónica y rápida ya que casi toda es asfalto.

Una vez pasado ese punto, la bajada, que conozco muy bien (sé cada lugar que tengo que pisar, cada piedra que tengo que esquivar), me dio la posibilidad de adelantar un par de posiciones; aun así, la cabeza me decía que tranquilo, que quedaba mucha carrera por delante.

Una vez llegados a la estación de metro de Plentzia, giro a la izquierda para coger la pasarela de madera hasta la curva de las piraguas de Barrika y ahí ya empezábamos a tocar más pista. Uno de los puntos clave ya que a partir de aquí viene la sucesión de subes y bajas -incluyendo los de las playa- que, aunque no son muy largos, acumulan bastante desnivel. Sumado esto al correr por arena pues os podéis imaginar…

KostaTrail_playa

Medir al oponente

Mis sensaciones eran buenas así que probé en algunas cuestas arriba la respuesta de mis “oponentes”: resultado satisfactorio. En este último año he aprendido a medir en carrera a los demás corredores. Mi método es sencillo pero funciona: les voy tanteando en las subidas y bajadas y en función de en cuál de las dos se defiendan mejor, baso mi estrategia. Si veo que bajan bien intento sacarles de ritmo en las subidas y si veo que suben bien pues intento subir mejor que ellos.

El problema viene cuando hacen las dos cosas bien…

Al llegar al avituallamiento de la playa de Barrika ya me había colocado cuarto; sabía que subiendo les dejaba así que esa sería mi baza: sacar la mayor distancia posible en las subidas (esto conlleva el peligro de poder sacarte de ritmo por hacer picos en cuanto a las pulsaciones pero es algo que este año lo he trabajado bastante).

Bajada a la playa de Meñakoz, a la de Sopela, La salvaje y Aizkorri sin mayor preocupación que beber de forma continua para no sufrir en los últimos 10 kilómetros. Esta vez la gestión de la comida y bebida era fácil: una riñonera con 3 geles y un flash de agua de medio litro; cada hora más o menos tomaría un gel y listo.

medir_oponente

El temido Munarrikolanda y la cuesta del silencio

Sin menospreciar la zona de las playas, la diferencia de hacer una Kosta Trail buena de una decente se centra en los últimos 10 kilómetros: el temido Munarrikolanda.

El Munarrikolanda es un monte que, aunque no tiene gran altitud, te pone en tu sitio: se trata de una sucesión de cuestas que, sin ser largas, pican bastante para arriba. Esto, llevando ya 20 kilómetros a la espalda hace que esta zona se convierta en un infierno. Bueno, eso y el calor que se queda acumulado en todo el monte.

IMG_4051

Mi objetivo era llegar al kilómetro 20 entero y de ahí para adelante apretar hasta meta. Bastones en mano y con ritmo cómodo encaré las 4 subidas de la ladera que da a la zona de Berango; paso por delante de la ikurriña del Munarrikolanda y para abajo hasta encarar la famosa cuesta del silencio, bautizada así porque ahí no habla ni Potxolo.

Una vez llegado al alto, bajada y la última subida asfaltera desde Larrabasterra hasta Sopelana. Llegada cómoda hasta el ayuntamiento donde esperaban todos los amigos, conocidos y gente que no dejaba de animar. Otro año más medalla de chocolate, otro año más primero local y otro año más que la Kosta Trail me cautiva. ¡Volveré!

IMG_4055

Por: Roberto Garay, corredor y tester de Forum Sport.

FacebookTwitterGoogle+

5 Comments

Eneko

Egun on, bakarrik esan asko disfrutatu nuela lasterketa, 3 aste lehenago eman zidaten dortsala 30 km korrika egiteko, 30!!!! Normalean km gutxiago egiten dut korrika eta beraz zail samar ikusten nuen entrenatzeko denbora izateko, baina gero entrenatzen hasi ostean gai izateko ikusi nuen nire burua.
Azkenean, 3:37 denboran bukatu ostean ikaragarri poztu nintzen eta maratoia egiteko irrikitan nago.
Oso ondo antolaketa baita.
Aio!

Reply
david

Ahi estuve yo con 2 amigos , lo pasemos muy bien, gran ambiente y ganas de pasar una aventura en la prueba, no ganemos nada pero lo pasemos bien jaja. Luego 2 dias con agujetas pero es el deporte.

Reply
Iñigo Garcia Charterina

KOSTA TRAIL 2016

Unos cuantos días despues de la carrera, todavia se me pone la piel de gallina cada vez que veo las fotos de la Kosta Trai. Se me vienen muchas imagenes y muchos recuerdos a la cabeza, que quiero compartir con vosotros.

Hace mas de dos meses que Ander Garcia Charterina y yo nos aventuramos a correr la Kosta Trail 2016. Una carrera que teniamos marcada en el calendario desde hace mas de dos años, pero que por una cosa o por otra nunca la habiamos podido hacer juntos ( los dos últimos años Ander ser había roto la dos rodillas). Asi que este año era nuestro año. Este añño, si o si, nos tocaba correr juntos.
Cuando, alla por el mes de marzo le plantee a Ander Garcia Charterina correr, dudamos en que distancia apuntarnos. Yo elegi la distancia y el puso una condicion: hacer la carrera de inicio a fin juntos. Y he aqui el resumen de nuestra carrera:

Tras un mes de entrenamientos, el domingo llego la hora de la verdad. Tocaba ponerse el dorsal y salir a patear la costa de Sopelana, entre acantilados, eucaliptos y una ulrima subida a Munarrikolanda.
Los primeros kilometros recorrian toda la zona de la costa entre Plentzia y la playa de Aizkorri. Un terreno muy rapido, con constantes sube y bajas, en la que Ander puso un ritmo muy alegre, que nos permitio disfrutar de esta primera parte de la carrera.
Tras pasar por todas la playas y disfrutar de las preciosas vistas que nos ofrecia nuestra costa, comenzaba la segunda parte de la carrera. Esta segunda parte, por los montes de Munarrikolanda, era completamente diferente a la zona de las playas. Duros repechos hasta llegar a la cima para afrontar un descenso hasta meta, con la “cuesta del silencia” de por medio.
A la altura del kilometro 18 empezaron los problemas para Ander. Las piernas le dejaron de funcionar. Se le agarrotaron las piernas, calambres… la cosa no pintaba bien. Pero aun asi llegamos hasta la cima de Munarrikolanda y tirando de orgullo nos lanzamos hacia meta. Pero las piernas le impedian correr mas de 200m siguidos.
Los corredores nos iban adelantando y el objetivo de bajar de las 3 horas se nos escapaba, pero las ganas de llegar juntos a meta podian de sobra contra todas las adversidades. De esta manera llegamos al ultimo kilometro y alli nos encontramos con Asier Herrero Herrera que nos acompaño hasta la meta, dando animos al pequeño y agarrotado titan. Muchas gracias por esos animos!!!

Al final llegamos a meta juntos, en las posiciones 33 y 34 y con un tiempo de 3:00:34. Un tiempo que no era el esperado, pero que despues de todos los problemas que sufrimos durante la carrera, era para darnos con un canto en los dientes.

La entrada a meta fue un cumulo de emociones. Tantos entrenamientos juntos, tantas horas compartiendo kilometros, acantilados, montes, se reducian a atravesar juntos el arco de meta y fundirnos en un abrazo. Un abrazo y unas lágrimas que nunca olvidare.

Ademas, ahi estaban esperandonos toda la familia, que no pararon de animarnos en diferentes puntos de la carrera. Pedro Miguel García Jorge García Olmos … gracias de todo corazon!!!

Al final nos quedamos con un sabor agridulce, pero si lo miramos por el lado positivo, ya tenemos escusa para volver el año que viene.
Ahora a descansar y disfrutar de los recuerdos que nos dejo esta carrera. Unos recuerdos inborrables y que tendre para siempre grabados en mi memoria.

Aunque por lo que respecta a clasificaciones, tiempos, posiciones… no ha sido mi mejor carrera, en el aspecto anímico ha sido la carrera que más me ha llenado, sin ninguna duda. Me ha hecho valorar el esfuerzo, el sufrimiento, el sacrificio y todo eso lo he vivido gracias a él.
Imposible olvidar este mes de entrenamientos y carreras juntos. Muchas gracias de todo corazón.

Ahora a seguir dando guerra!!
Salud y kilometros!!!

Reply
Forum Sport

¡Genial historia Iñigo! Enhorabuena por vuestras ganas de superación. Un reto que se logra junto a otro amigo sabe mejor. ¡Nos vemos en la Kosta Trail 2017!

Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud