15 tips para correr de noche

Si eres de esos runners a los que el día se les queda corto, de esos que no encuentran tiempo para poder entrenar, que usan cualquier excusa para no ponerse las zapatillas… No te preocupes porque tenemos la solución: correr de noche. Y para que el levantarte a entrenar en horas en las que la gran mayoría de gente duerme no te suponga un esfuerzo añadido, a continuación te damos una serie de consejos que te vendrán como anillo al dedo.

1-) Si vas a correr de noche, será imprescindible que te hagas con un buen frontal para evitar caídas o sustos desagradables. Ten en cuenta que a la vez que te sirve a ti también consigues que los demás te vean. Hace ya tiempo escribimos un artículo sobre la manera de elegir un frontal en función de tus necesidades y tipo de carreras-entrenamientos que realices. Mi consejo, después de usar varios es que te hagas con uno de unos 600 lúmenes, sobre todo si corres por montaña. Si vas a pasar muchas horas sin luz procura, o bien llevar una batería de recambio o hacerte con otro frontal, a poder ser con una tonalidad de luz diferente para evitar la monotonía.

2-) Usa ropa con reflectantes, sobre todo si tu zona de entrenamiento es escasa en luz. A día de hoy diría que todas las marcas tienen algún modelo de ropa y calzado que incorporan bandas reflectantes. No dejes de comprarlo porque no “hace bonito”. Y es que, más vale que te vean bien, antes de acabar con un buen susto.

3-) Conocerse el recorrido de día es algo imprescindible ya que las condiciones de noche cambian una barbaridad. Las referencias se pierden totalmente y aunque te parezca que conoces la zona a la perfección, el perder el sentido de la vista puede llegar a asustar. Y sino, prueba a taparte los ojos en casa e intenta llegar desde la entrada hasta la cocina, a ver dónde acabas.

 

correr de noche

4-) En varios artículos hemos hablado de la importancia de un reloj con GPS ya que te da la opción de marcar el punto de inicio de la actividad, pudiendo regresar a el en caso de perderte. Creo sinceramente, y hablo por experiencia, ya que lo he tenido que usar en varias ocasiones en el monte, que es una herramienta de trabajo indispensable, sobre todo en actividades o salidas a la montaña donde el tiempo es tan cambiante. Imaginaros eso mismo pero siendo de noche donde la niebla puede hacer de pantalla sobre lo que tienes alrededor. Una muy mala sensación.

5-) Siguiendo con el punto anterior, no olvides echar un ojo a las condiciones meteorológicas. Búscate una pagina que tenga cierta fiabilidad, ya que algunas aplicaciones que vienen por defecto en los móviles pueden no ser muy certeras. En la pagina de Euskalmet tienes incluso los avisos por alertas.

6-) En salidas de montaña lleva siempre exceso de ropa de abrigo. Nunca esta de más meter un gorro, guantes, pantalón y/o mallas largas y un chubasquero en la mochila o cinturón. Puede que sea el día más despejado y caluroso del año pero de noche si las condiciones cambian, agradecerás tener ese plus de abrigo. Sobre todo si vas a correr en altura. Te aconsejaría también llevar siempre la manta térmica, un silbato e incluso una venda.

correr de noche

7-) El móvil es otra herramienta indispensable y que puede salvarte la vida, tanto si corres en monte como si lo haces en la ciudad. Recuerda que en los tiempos que corren las zonas urbanitas de noche no son excesivamente seguras. Tienes la posibilidad de descargarte aplicaciones que avisan al centro coordinador de emergencias -112- en caso de tener cualquier problema.

😎 Intenta mandar tu ubicación a algún amigo y/o familiar para estar localizado por si surgiera algún problema. Yo no lo hacía nunca pero con la paternidad me llegó la cordura y a día de hoy a través de la opción de mandar la ubicación del WhatsApp siempre saben donde estoy.

9-) Aunque en tiradas nocturnas largas puede que no sea necesario, si la salida es premeditada, te diría que no cenes en exceso. Si te metes pronto a la cama puede que no descanses del todo bien y esto se convierta en una excusa perfecta para apagar el despertador hasta el día siguiente.

10-) Ten en cuenta que de noche todo cambia, que es un atrayente para ver cosas raras así que tendrás que ser de mente abierta y estar dispuesto a pasártelo bien. A lo que me refiero es que podrás encontrarte desde gente que vuelve de fiesta y te anima-grita-insulta, hasta parejas en el punto más álgido de fogosidad tiradas en cualquier esquina.

11-) Date un gran homenaje con el desayuno post-entreno. Utilízalo como recompensa por haber hecho el esfuerzo de haber sido capaz de levantarte temprano.

12-) Aunque reconozco que empecé a hacerlo, mi afán de sumar entrenamientos de calidad me pudo y tuve que dejarlo de lado, pero una buena idea es indagar un poco en el mundo de la astrología. Saber lo básico sobre las estrellas te ayudara a pasar ratos agradables en las salidas nocturnas (incluso te ayudará a saber orientarte). No lo tomes como una perdida de tiempo sino como un aprendizaje para el futuro.

correr de noche

13-) Aunque no me guste, tengo que decirlo: si eres mujer extrema aún más las precauciones y si no tienes la posibilidad de salir acompañada, intenta no alejarte de tus zonas de confort y corrobora que estas localizada.

14-) Trastear con la fotografía puede ser otra buena motivación para salir a correr de noche. Jugar con la escasez de luz, con los reflejos de los objetos… puede ayudarte a disfrutar más de los entrenamientos.

15-) Intenta que tu entrenamiento acabe con un amanecer como colofón, es algo verdaderamente enriquecedor y que hace que la jornada haya merecido la pena.

correr de noche

Y recuerda que lo más importante -a parte de estar localizado- es pasártelo bien: encontrar ese punto en el que el sonido del despertador será el comienzo de una jornada agradable de entrenamiento nocturno. ¡Ojo que engancha!

Por Roberto Garay (Tester y especialista de running en Forum Sport).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud