Salomon X Ultra 4 GTX: agilidad, estabilidad y agarre

Probamos la Salomon X Ultra 4 y la Salomon X Ultra 4 GTX: un calzado muy cómodo y estable, que ofrece una excelente protección y un buen agarre. Además, si te calzas el modelo con la membrana de GORE-TEX® mantendrás siempre tus pies secos y calientes. ¿Quieres conocerlas a fondo? ¡Sigue leyendo!

No sé vosotros, pero yo cada vez soy más exigente con el calzado que llevo a la montaña. Me gusta ir bien equipado y tener la tranquilidad de saber que he acertado al calzarme las zapatillas. Si la actividad requiere una mayor protección o sujeción del tobillo la opción más lógica será una bota alta, pero para todo lo demás, la Salomon X Ultra 4 y la Salomon X Ultra 4 GTX es perfecta.

Antes de escribir este artículo las he podido probar en diferentes terrenos, principalmente húmedos y resbaladizos. Como te decía, estamos ante unas zapatillas de trekking que destacan por su comodidad, estabilidad y agarre. Veámoslas en detalle.

Características Salomon X Ultra 4 GTX

El modelo anterior era como calzarse un 4×4 en los pies, siendo unas zapatillas muy efectivas tanto en subidas como en bajadas. Pues bien, me alegra poder deciros que esta nueva versión no solo lo iguala, sino que lo mejora gracias a su nuevo chasis que, además de mejorar la estabilidad, también consigue aligerar unos gramos la zapatilla.

Eso sí, tal y como apuntaba en la introducción, no hay que olvidar que se trata de un calzado que deja el tobillo libre, por lo que puede limitar su uso en ascensiones en las que necesitemos esa protección o sujeción extra.

 

 

Resumiendo sus características técnicas principales, podemos ver que se trata de una zapatilla muy adecuada para casi cualquier actividad en la montaña:

  • Peso: 370 g (en talla 8,5 UK / 42 ⅔ EUR versión GTX) y 278 g (en talla 4,5 UK / 37 ⅓ EUR versión SIN GTX)
  • Drop: 11 mm (diferencia entre los 31,5 mm del talón y los 20,5 mm del antepié)
  • Suela: Contagrip® MA
  • Mediasuela: espuma EVA EnergyCell™
  • Plantilla: EVA moldeada OrthoLite®
  • Upper: Tejido sintético con o sin GORE-TEX®
  • Altura: Caña baja
  • Ajuste: SensiFit™ y Quicklace™.

 

Sujeción y ajuste

Si ya usas zapatillas de Salomon, te sonará el sistema de ajuste SensiFit™ y el sistema de atado Quicklace™ .

Gracias a estas tecnologías la sujeción es excelente y no importa si te pasas el día entero por el monte. Una vez que te atas las zapatillas antes de empezar a caminar, ya te puedes olvidar de ellas hasta que toque descalzarse.

 

Salomon X Ultra 4

 

 

El sistema de ajuste SensiFit™ envuelve el pie desde la entresuela hasta los cordones, proporcionando un ajuste cómodo que se adapta a cada pie. Además, el ojal más alargado en la zona exterior de la zapatilla consigue que ésta se adapte mejor a la forma de cada pie. Es una sensación que se nota al momento.

En cuanto al sistema Quicklace™, permite un atado preciso con un solo tirón. Sin duda, es un gran acierto. Eso sí, no me cansaré de recordar que, una vez atadas las zapatillas hay recoger bien el cordón sobrante dentro del bolsillo de la lengüeta para evitar que se nos pueda enganchar con alguna rama o roca.

Salomon X Ultra 4 GTX: más protección, menos peso

La Salomon X Ultra 4 GTX es una zapatilla que ofrece una protección muy buena sin penalizar el peso. De hecho, al principio ya comentaba que esta versión es algo más ligera que el modelo anterior.

Gracias a las protecciones en talones y punteras, se puede andar por terrenos rocosos sin temor a llevarnos algún recuerdo de alguna piedra puntiaguda. En definitiva, es prácticamente igual a llevar unas botas de monte, pero más cómodas al llevar el tobillo liberado.

 

Salomon X Ultra 4

 

Además, si te decides por la versión con la membrana GORE-TEX® tendrás la garantía de tener siempre los pies secos y calientes. Todo un acierto para asegurar el confort cuando las condiciones meteorológicas pueden ser variables.

 

Salomon X Ultra 4

 

Agarre y estabilidad

La suela es Contagrip® MA y garantiza una buena adherencia en terrenos mojados o resbaladizos.

Su diseño en espiga y la profundidad de su taqueado ofrecen un buen agarre tanto en subidas como en bajadas pero, como siempre digo, mucho dependerá de las habilidades de cada persona para moverse por terrenos más o menos complicados.

La suela mantiene un buen equilibrio entre la rigidez necesaria para evitar que se te claven rocas en la planta del pie, y la flexibilidad para que la pisada sea cómoda y natural.

Pero eso no es todo, las Salomon X Ultra 4 GTX incluyen el nuevo chasis ADV-C Chassis que optimiza el control de la pisada mejorando la estabilidad y la protección. Este tipo de refuerzo se agradece mucho cuando el terreno es muy irregular o cuando el cansancio nos hace pisar de cualquier manera.

 

Salomon X Ultra 4

 

Acabados y durabilidad

Con las zapatillas en las manos ya se puede apreciar que los acabados son muy buenos. Detalles como los ojales metálicos en la zona superior del empeine dan muestra del cuidado con el que han diseñado las Salomon X Ultra 4 GTX.

 

Salomon X Ultra 4

 

 

Yo las he podido probar en diferentes terrenos como pistas forestales, senderos, algún arroyo, campo a través, y terrenos rocosos, teniendo siempre la sensación de que es un calzado que me va a durar muchas excursiones y ascensiones.

Su desgaste aparentemente es mínimo así que estoy seguro de que las podré seguir usando durante muchos kilómetros y muchas horas.

Otro aspecto importante y novedoso es que para ayudar a reducir el impacto en el medio ambiente, si el modelo no es de GORE-TEX®, Salomon no emplea ningún tipo de PFC (perfluorocarburo) nocivo para garantizar las capacidades hidrófugas de las zapatillas.

Y si el modelo sí que es de GORE-TEX®, aunque pueden contener algo de PFC, no utilizan ningún PFCec (perfluorocarburo de preocupación medioambiental). 

Sensaciones Salomon X Ultra 4 GTX:

Cuando te calzas por primera vez las Salomon X Ultra 4 GTX la sensación es muy buena. Su sistema de ajuste mejorado hace que se adapte al pie y la mediasuela de EVA inyectada trabaja muy bien para que la pisada sea cómoda y agradable.

Su drop de 11 mm, 3 mm mayor que en la anterior versión, garantiza la comodidad en jornadas largas por la montaña.

Y lo bueno es que, a pesar de ese incremento, la zapatilla te permite seguir manteniendo el control de la pisada sin perder el contacto natural con el terreno. Y su plantilla OrthoLite® antibacteriana es garantía de que confort y transpirabilidad.

 

Salomon X Ultra 4

 

Cuando el tiempo no es muy estable y las temperaturas no son altas, disponer un buen calzado de GORE-TEX® es una gran ventaja. En otoño, invierno o primavera yo no me la jugaría.

Y para verano con buen tiempo, la versión sin membrana te da un plus de ligereza y transpirabilidad.

Si a esto le añadimos su buen ajuste y comodidad, una muy buena protección y una suela taqueada para garantizar un buen agarre, pues no hay mucho más que buscar. Las Salomon X Ultra 4 o las Salomon X Ultra 4 GTX son tus zapatillas.

 

Valoración Salomon X Ultra 4 y Salomon X Ultra 4 GTX

 

 

Como me imagino que tendrás ganas de disfrutarlas, no dejes de visitar las tiendas Forum Sport para hacerte con ellas. O si lo prefieres, puedes hacerlo a través de su tienda on-line. Las hay en varios colores, con o sin GTX, y en modelo de mujer o de hombre.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

¡Nos vemos en las montañas!

 

 

¿Fan de Salomon? Aquí tienes más análisis de material:

 

Por Igor Quijano (Colaborador de Forum Sport y Salomon ambassador).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *