Chiruca Labrit: botas “Kilómetro cero” que garantizan comodidad, protección e impermeabilidad

Las botas Chiruca Labrit han sido creadas para la práctica del senderismo o trekking en terrenos de baja y media montaña: ¿Quieres conocerlas en detalle? ¡Sigue leyendo!

En los inicios del siglo XX, en el Pirineo catalán, nace la que sería la principal marca de calzado del país, utilizada por el 85% de sus habitantes en algunos momentos de su larga historia.

 

 

Tras una época gloriosa llegó otra de crisis en la década de los años 70, y la marca Chiruca fue adquirida en 1987 por la empresa riojana Calzados Fal, ubicada en Arnedo, que continúa con esa larga tradición.

Sin ir más lejos, Chiruca fue mi primera bota de monte y también la de mucha gente de mi entorno.

 

UNAS BOTAS DE MONTAÑA FIABLES

Con una estética clásica y agradable, transmite una sensación de confiabilidad en cuanto a sus prestaciones.

 

Chiruca Labrit

 


 

Llama la atención la diferencia de altura en el cuello de la caña entre la parte anterior y la superior.

 

Chiruca Labrit

 

Gracias a ese diseño…

  • Se mantiene la protección del pie y parte inferior de la pierna frente a impactos contra la vegetación o el terreno,
  • Se facilita el gesto de extensión de la articulación del tobillo y el trabajo de la musculatura posterior de la pierna.

Precisamente con ese fin, el cuello presenta un amplio almohadillado que protege el tendón de Aquiles.

 

 

UPPER CHIRUCA LABRIT: BUEN AJUSTE Y TRATAMIENTO HIDRORREPELENTE

La parte superior de la Chiruca Labrit está fabricada con una combinación de cuero serraje y cordura con tratamiento hidrorrepelente en todas las zonas expuestas.

 

 

Chiruca Labrit

 


 

El serraje es la segunda capa de la piel de los animales, adecuada para fabricar calzados como el que nos ocupa.

En esta bota, los espesores de cuero empleados oscilan entre 1,8 y 2 mm y son evidentes las costuras dobles, con hilo hidrofugado para la unión y remate de sus piezas.

 

La zona del empeine tiene una gran importancia en el diseño de una bota.

De poco sirven la impermeabilidad de los materiales utilizados si el escote no está bien cerrado por la lengüeta.

En este caso, Chiruca ha optado por un fuelle que asegura la estanqueidad hasta unos 14 cm. de altura, cota equivalente a la del cuello de la caña en su parte posterior.

El ajuste de la bota al pie está encomendado a seis pares de ganchos sobre los que se tensa el cordón.

Los tres pares inferiores están ubicados de tal forma que el cordaje no debiera comprimir el pie incluso si tuviéramos un empeine elevado.

El cuarto par, situado en el tránsito del empeine a la caña, es autoblocante. Es decir, que comprime el cordón entre dos abultamientos de su parte interna y evita que se destense.

Su trabajo facilita el encajamiento del talón en la talonera, reduciendo el riesgo de sufrir rozaduras por excesiva movilidad.

 

Respecto a los dos ganchos superiores, encargados de sujetar la caña de la pierna, son de lazado rápido.

 

MEDIASUELA + SUELA: MÁXIMA ADHERENCIA Y COMODIDAD

Seguimos el examen exterior de la Chiruca Labrit abordando su base.

La mediasuela está fabricada en poliuretano polieter expandido Xtra: un elastómero de baja densidad formado por largas cadenas moleculares que aportan buena amortiguación, para hacer más cómoda la marcha, y resistencia.

 

Chiruca Labrit

 


 

Ese material se eleva y sobresale ligeramente en la puntera, para protegerla de golpes, y en los laterales muestra algunos refuerzos o elevaciones para estabilizar lateralmente la pisada.

Formando conjunto con esa mediasuela encontramos una suela o patín de la conocida marca Vibram.

Se trata de la Stone, fabricada a base de caucho nitrilo y expanso de poliuretano.

 

 

 

En ensayos de laboratorio consigue una calificación antideslizante SRC, que es la más exigente.

Eso nos hace esperar una buena adherencia tanto en seco como en terreno mojado.

Del conjunto patín (suela) – mediasuela merecen destacarse varios aspectos.

Uno es la existencia de un importante relieve separando la zona central del tacón, que sin duda proporcionará agarre en terrenos blandos en descenso.

 

Chiruca Labrit

 

Otro aspecto es la orientación de los relieves de ataque y despegue de la suela, orientados para favorecer la tracción, en el caso de la puntera, y evitar el deslizamiento, en el caso del tacón.

 

 

Chiruca Labrit

 

Esta última parte de la suela presenta además un evidente chaflán que actúa cuando el calzado comienza a apoyarse sobre el suelo, al inicio de cada nuevo paso.

 

 

 

INTERIOR CHIRUCA LABRIT: EL GORE-TEX ENTRA EN ACCIÓN

El forro interior es una membrana Gore-Tex, impermeable y transpirable, que forma un calcetín en torno al pie.

En la base de apoyo, la Chiruca Labrit presenta una plantilla extraíble “Biomecanic”, fabricada en poliuretano y moldeada. De 31 gr. de peso.

 

Chiruca Labrit

 

Cuenta con tratamiento antibacteriano y es transpirable y flexible, con poco más de 4 mm de espesor en el antepié y poco más de 6 en la zona del talón.

 

Chiruca Labrit

 

En la báscula, el peso de una de las botas Labrit para hombre y de talla 44 es de 628 gramos.

 

 


 

CHIRUCA LABRIT SOBRE EL TERRENO: TRANSMITE SEGURIDAD Y CONFIANZA

 Y pasamos al test sobre el terreno, para el que elegimos un itinerario de unos 15,6 kilómetros  con 600 metros de ascenso y descenso en el que se alternan senderos, pistas de “todouno”, zonas de roca, otras blandas o con hojarasca y tramos de hormigón o asfalto.

 

 

La generosa apertura que proporciona el fuelle hace fácil calzarse estas botas.

 

Chiruca Labrit

 

Se puede ajustar la tensión del cordaje en dos zonas diferenciadas, gracias a los ganchos autoblocantes, y es importante personalizar la posición de los pliegues de dicho fuelle, para evitar compresiones.

Una vez atada la bota, se aprecia la sujeción lateral del tobillo.

Con un taqueado de profundidad generosa, el agarre de la suela transmite seguridad en todos los terrenos que hemos pisado durante el recorrido.

 

 

Chiruca Labrit

 

Un detalle grato a resaltar es que la rampa del borde de ataque del talón, además de hacer que el apoyo inicial tenga lugar sobre una mayor superficie, lo que supone mejor adherencia, actúa estabilizando una posible inclinación lateral del pie y el tobillo, especialmente sobre terrenos duros.

 

Chiruca Labrit

 

En los descensos prologados se agradece el apoyo del empeine en la lengüeta, y en terrenos quebrados inspira confianza el soporte lateral del tobillo.

 

 

Resumiendo: la Chiruca Labrit es una bota cómoda para la práctica del senderismo, de buen comportamiento en todo terreno y “kilómetro 0”, dada su cercana fabricación, pero dispuesta a darnos muchos kilómetros de seguridad y protección.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


 

Por Kepa Lizarraga, especialista en Medicina del Deporte y colaborador de Forum Sport

 

¿Necesitas equiparte para subir este otoño a la montaña? Pues aquí encontrarás información que te vendrá muy bien:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *