5 bosques perfectos para descubrir en otoño

FacebookTwitter
bosques perfectos para descubrir en otoño

Hoy os proponemos cinco bosques perfectos para descubrir en Otoño. Quizá no son los más conocidos, pero esa era precisamente la idea: ¡Que los descubras!

El otoño es una estación ideal para salir a la montaña, ya que, entre otros alicientes (como el poder disfrutar de un clima más templado), la naturaleza nos ofrece un bonito despliegue de colores dorados que nos hacen poder disfrutar aún más de nuestro camino.

Existen numerosos rincones para poder disfrutar de las tonalidades otoñales mientras caminamos por los bosques. Hoy os proponemos cinco bosques perfectos para descubrir en Otoño, saliéndonos de las rutas masificadas.  Cinco bosques perfectos, para reencontrarnos con una naturaleza viva y silenciosa, con una estación en la que los montes cambian de color para ofrecernos nuevos paisajes por explorar… ¡apunta, apunta!

5 bosques perfectos para descubrir en otoño:

 

1. FOCES DEL RÍO CASAÑO (PICOS DE EUROPA)

_______________________________________________________________________ 

  • DISTANCIA: 6,2 Km ida y vuelta hasta el puente de los Mineros.
  • DESNIVEL ACUMULADO: 250 mt.
  • LO PUEDES HACER EN… 2 horas y 30 minutos ida y vuelta.

_______________________________________________________________________ 

FOCES RIO CASTANO

| Foces de Río Castano |

POR QUÉ ES UNO DE LOS 5 BOSQUES PERFECTOS PARA DESCUBRIR EN OTOÑO

El desfiladero del río Casaño es uno de los menos conocidos, y por tanto visitado de los Picos de Europa. Su situación, en las lindes del Parque Nacional pero fuera del mismo, contribuye a este cierto aislamiento.

Su morfología nos recuerda a otras gargantas de Picos, como la famosísima del río Cares, pero mucho más modesta en cuanto a sus dimensiones. Sin embargo, el hecho de poder recorrer este desfiladero pegado al margen del río y de caminar por él sin excesivos excursionistas a nuestro alrededor, hace que lo hayamos elegido como uno de los bosques perfectos para descubrir en otoño.

Otra característica de esta garganta es su escasa altitud. La Molina, localidad desde la que se accede se encuentra a 370 metros sobre el nivel del mar, y unido al abrigo que proporcionan los enormes farallones que rodean a estas hoces, provoca que el bosque en este enclave suela retener las hojas amarillas, rojizas y ocres por más tiempo.

LA RUTA

  • Comenzamos la caminata desde la aldea de La Molina, a la que se llega en coche por una estrecha carretera local desde la AS-114 a unos 8 kms de Arenas de Cabrales dirección Cangas de Onís.
  • Desde La Molina descendemos por amplia calzada empedrada. Llegamos en poco tiempo al puente Pompedru, preciosa construcción de piedra que cruza la angostura del río Casaño, ruidoso en este tramo por los constantes saltos por los que caen sus aguas.
  • Entre un bosquete de amarillos avellanos continuamos la marcha por el margen derecho del Casaño. El terreno es cómodo, sin desniveles pronunciados y con una trocha en buen estado. Los avellanos y serbales van dando paso a bosques de haya trepando por el roquedo circundante.
  • Tras un nuevo puente llegamos a la majada de El Escobín, perfecto ejemplo de construcciones ganaderas de estas tierras. Ahora por la margen izquierda del río atravesamos la zona por la que las obras de una central hidroeléctrica quiso aprovechar estas aguas a principios del siglo XX , sin conseguirlo.
  • En poco tiempo llegamos al puente de los Mineros, lugar donde damos por terminada la ruta.

Aun así el camino continúa y, aunque el estado del mismo es muy precario con muchos tramos comidos por la vegetación y el abandono, es posible continuar hasta la vega de la Batuda con cierta facilidad, e incluso hasta el nacimiento del Casaño en Oyu la Madre, opción mucho más complicada y laboriosa.

 

2. HAYEDOS DEL MONCAYO

_______________________________________________________________________ 

  • DISTANCIA: recorrido circular, 10 Km.
  • DESNIVEL ACUMULADO: 325 metros.
  • LO PUEDES HACER EN… entre 2 horas treinta minutos y tres de marcha.

_______________________________________________________________________ 

POR QUÉ ES UNO DE LOS 5 BOSQUES PERFECTOS PARA DESCUBRIR EN OTOÑO

Las umbrías laderas norte de la sierra del Moncayo conservan bosques de gran valor ecológico y paisajístico. Las hayas forman aquí algunos de los grandes bosques en territorios no tan propicios para su desarrollo. Nuestra propuesta comienza y termina en Aldehuela de Ágreda.

Sierra Moncayo

| Moncayo Natural Park, Zaragoza, Aragon, Spain |

 

LA RUTA

  • Se accede por la estrecha carretera local SO-P-2109, que nace en la localidad de Ágreda, ya en las faldas del Moncayo.
  • Una vez en el pequeño pueblo buscamos el inicio de la ruta, íntegramente señalizada con marcas amarillas y blancas de los senderos de pequeño recorrido con la leyenda PRC-SO 79. Unos paneles informativos nos lo indican al lado de una fuente.
  • Ascendemos por suave pendiente entre prados por una pista que va estrechándose poco a poco hasta convertirse en camino, adentrándose rápidamente en el frondoso hayedo.
  • Al llegar a una nueva pista, bien integrada en el entorno y que comparte itinerario con el GR-250, la tomamos hacia la izquierda.
  • Por terreno muy cómodo y prácticamente llano, vamos disfrutando del mágico cromatismo del otoño en el húmedo y sombrío bosque, con aroma de naturaleza pura. Enseguida nos topamos con la fuente y el refugio de Canalejas y con un grupo de grandes castaños.
  • La caminata sigue siendo desahogada, acercándose al barrando de Agramonte, para abandonar el camino de Aldehuela justo antes de cruzar el saltarín arroyo.
  • El tránsito se torna más duro, ascendiendo por buen camino paralelo al margen izquierdo del cauce del Agramonte. No mucho más arriba encontramos una encrucijada con varios caminos, y volvemos a descender por el de la derecha alejándonos del torrente.
  • Continuamos bajando entre el fabuloso hayedo hasta encontrar la pista compartida con el GR-250, que tomamos a la derecha y tras un breve trecho hallamos de nuevo el camino que ya sin descanso nos vuelve a llevar al Aldehuela de Ágreda.

 

GARGANTA LA PURIA Y ARROYO LABRADILLO, VALLE DEL JERTE.

_______________________________________________________________________ 

  • DISTANCIA: recorrido circular, 12 km.
  • DESNIVEL ACUMULADO: 600 metros.
  • LO PUEDES HACER EN… entre 4:30 y cinco horas.

_______________________________________________________________________ 

POR QUÉ ES UNO DE LOS 5 BOSQUES PERFECTOS PARA DESCUBRIR EN OTOÑO

La ruta propuesta recorre por diferentes caminos y senderos los colores del Jerte. Este amplio valle entre los macizos central y occidental de la sierra de Gredos y orientación suroeste, ha ganado su merecida fama gracias a los extensos cultivos de cerezos.

Estos árboles alineados en terrazas sinuosas, conviven con un sinfín de especies forestales, que en otoño provocan una increíble explosión de color. Destacan los grandes bosques de quejigo y castaño en laderas montanas, y unos bosques de ribera en los cauces de gargantas y ríos con presencia de alisos, fresnos sauces…

Una amalgama de tonos que van desde el rojo intenso al amarillo pálido, conforman un paisaje excepcional para los amantes de la naturaleza.

bosques perfectos para descubrir en otoño

LA RUTA

Nuestro itinerario empieza y termina en El Torno, uno de los pueblos más elevados del valle, por un recorrido circular marcado en su totalidad por pintura blanca y amarilla y señalizado como PR-CC 8.

A El Torno se llega por la N-110 tomando el desvío hacia la carretera CC-94, entre Plasencia y Navaconcejo. También se puede acceder por la misma CC-94 por el valle del Ambroz desde la A-66.

  • Salimos del pueblo por la carretera, dirección Rebollar, para desviarnos hacia la izquierda por una amplia pista encementada entre robles, castaños y terrazas con rojizos cerezos.
  • Transitamos por una serie de pistas de tierra y algún tramo asfaltado siguiendo en todo momento las señales del PR-CC 8, hasta adentrarnos en un frondoso robledal por una pista que desciende a la garganta de La Puria.
  • Cruzamos su cauce para comenzar un corto pero exigente ascenso paralelo al arroyo Labradillo. Este afluente de La Puria conserva un denso bosque de ribera con llamativos colores en esta época del año.
  • Subimos por el zigzagueante sendero contemplando los numerosos saltos por los que se despeña ruidoso el Labradillo, hasta llegar a una zona llana donde un área recreativa nos informa de la proximidad de los ancestrales chozos.
  • Continuamos, ahora por pista prácticamente llana, entre muros de piedra y alguna construcción. Cuando el descenso es decidido y parece que estamos llegando al pueblo por cómoda pista de cemento, debemos desviarnos hacia la derecha por un camino bien marcado.

Esta última parte del trayecto vuelve a ascender entre profundos y bellos bosques donde los grandes robles se hacen más presentes. En algún claro el camino nos ofrece grandes vistas del pueblo de El Torno en primer plano, y del valle y la sierra de Tormantos al fondo. Tras bordear el pueblo por el norte entre grandes arboledas, el camino desciende suavemente para llegar de nuevo a El Torno.

 

4. BOSQUES DE URKIOLA

_______________________________________________________________________ 

  • DISTANCIA: recorrido circular, 4 Km.
  • DESNIVEL ACUMULADO:150 metros.
  • LO PUEDES HACER EN…1 hora y treinta minutos de marcha.

_______________________________________________________________________ 

POR QUÉ ES UNO DE LOS 5 BOSQUES PERFECTOS PARA DESCUBRIR EN OTOÑO

Entre los macizos calcáreos de Urkiola se encuentran algunas de las cimas más carismáticas de los Montes Vascos. En el legendario Anboto tiene su morada la Diosa Mari, divinidad de la mitología vasca que representa a la Madre Tierra y sus elementos, es por tanto la Diosa de la Naturaleza.

Sin embargo estas montañas son poco conocidas fuera de Euskadi, en parte debido a que comparte territorio con los imponentes macizos de Gorbeia, Aralar o Aizkorri. Sus bosques también albergan rincones de gran belleza, y el impacto visual del cromatismo en la otoñada merece un paseo por estos montes.

bosques perfectos para descubrir en otoño

| Hayedo durante el Otoño. |

 

Nuestra ruta supone una caminata tranquila entre bosques que en ocasiones nos resultan llamativamente extraños, como el hayedo trasmocho, que con sus retorcidas ramas alimenta nuestra imaginación, o el exótico alerce, única conífera europea que pierde la hoja en invierno y que en otoño se enciende en llamativos tonos amarillos.

bosques perfectos para descubrir en otoño

| Panorama de Urkiola en otoño con Anboto, Izpizte y las montañas Orixol. |

 

LA RUTA

Partimos del alto de Urkiola, en la carretera BI-623, entre las localidades de Durango y Otxandio.

  • Se aparca sin problema en el parking del Santuario de Urkiola, lugar donde comenzamos en suave ascenso siguiendo las marcas blancas y amarillas de la ruta PR-BI 80, que seguiremos en todo su recorrido.
  • Por cómodas pistas se llega en poco tiempo al centro de interpretación del Parque Natural Toki Alai, interesante visita en la que obtener información sobre las peculiaridades de Urkiola.
  • Continuamos por el mismo camino hasta cruzar una puerta, tras la cual nos dirigimos hacia la izquierda en la bifurcación con el sendero PR-BI 83 que desciende del alto de Saibi.
bosques perfectos para descubrir en otoño

Ya entre verdes praderas y hayas dispersas, el bosque gana protagonismo. Los tonos otoñales del hayedo son múltiples y van desde el ocre al amarillo pasando por anaranjados y pueden llegar al rojo.

  • En descenso llegamos a una zona donde predomina el alerce. Es impactante la belleza de esta conífera con su traje de otoño.
  • El camino cruza la carretera del puerto de Urkiola a la altura de un área recreativa, continuando por una pista en ligera subida.
  • Atravesamos por una llamativa trocha entre hayas con sugerentes formas y colores hasta llegar a una ermita, ya muy cerca del Santuario y puerto de Urkiola.
  • Seguimos por la calzada hasta llegar de nuevo al punto de inicio con buenas vistas sobre el valle y las moles calcáreas que les coronan.
bosques perfectos para descubrir en otoño

5.GARGANTA DE ESCUAÍN, PIRINEO ARAGONÉS

_______________________________________________________________________ 

  • DISTANCIA: 9,4 km ida y vuelta.
  • DESNIVEL ACUMULADO: 600 metros de desnivel ascendente y los mismos descendentes.
  • LO PUEDES HACER EN… entre 3:30 y cuatro horas ida y vuelta.

_______________________________________________________________________ 

POR QUÉ ES UNO DE LOS 5 BOSQUES PERFECTOS PARA DESCUBRIR EN OTOÑO

Este estrecho desfiladero modelado con paciencia por el río Yaga, es seguramente el valle menos visitado de los cuatro que conforman, junto a las cumbres, el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

Nuestro itinerario comienza en la recóndita aldea de Estaroniello, a la que se accede por pista en buen estado desde la carretera local que parte de Hospital de Tella hacia Tella, tomando el desvío a la altura de Cortalaviña.

Esta pista tiene un peaje de acceso de 3€, el cual se abona en una máquina expendedora a la entrada de la misma. En el pueblo hay un pequeño parking, lugar donde debemos estacionar el vehículo.

bosques perfectos para descubrir en otoño

| Desfiladero de Escuain desde el mirador de Revilla en Huesca. |

LA RUTA

  • Comenzamos siguiendo las marcas y señales del GR-15 rojas y blancas, saliendo de la pequeña aldea dirección al puente sobre el río Yaga. Cruzamos dicho puente para adentrarnos rápidamente en un frondoso y colorido bosque mixto.
  • Ascendemos con pendiente cada vez más acusada, en todo momento por la margen derecha del río Yaga, y antes de alejarnos definitivamente de su cauce nos topamos con el antiguo camino de Escuaín a Revilla.
  • Aunque no está en nuestra ruta y tenemos que descender unos metros, merece la pena desviarnos dirección Revilla hasta el Yaga. Bajando hasta el mismo lecho del río, podremos admirar las cascadas entre los escarpes verticales de la profunda garganta de Escuaín, adornados con hayas y robles amarilleados colgando de sus repisas.
  • Desandamos este tramo hasta recuperar altura y retornar al GR-15, para en un último tramo más pendiente y en zigzag, llegar a la población de Escuaín.

El pequeño pueblo, prácticamente deshabitado, está perfectamente integrado en el entorno. Se encuentra en lo más alto de los farallones que componen su garganta y es obligado el pequeño recorrido que bordea la aldea pasando por varios miradores, desde dónde se contemplan con nitidez los abismos del imponente desfiladero.

Si nos fijamos, podremos ver también desde aquí, aunque a bastante distancia, la surgencia del Yaga, un imponente torrente brotando literalmente de la roca caliza tras su cauce subterráneo.El regreso se completa siguiendo el mismo itinerario.

¿A cuál de las rutas te apuntas para tu próxima excursión? 🙂 

FacebookTwitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud