Los mejores pueblos pirenaicos para hacer una Escapada

FacebookTwitter

El verano apenas ha terminado y la cuesta de septiembre no es precisamente de las que te gusta ascender. Por eso ya estás pensando en tu siguiente plan montañero y por eso nosotros lanzamos este post con los mejores pueblos pirenaicos para hacer una Escapada: ¿Te apuntas a recorrerlos con nosotros?

El Pirineo probablemente alberga los pueblos más cautivadores y fascinantes de gran parte de la Península. Idílicas cabañas y casas de piedra; iglesias y ermitas románicas que siendo testigos del paso del tiempo evocan tiempos pasados, preciosas plazoletas, caseríos… todo esto en plena naturaleza rodeado de grandes montañas y frondosos bosques. Nos ofrecen una experiencia perfecta donde evadirnos y relajarnos. Lugar donde podremos mezclar la cultura, gastronomía y el deporte que más nos gusta. ¿Te hace un paseo por los mejores pueblos pirenaicos? ¡Sigue leyendo!

Calentarte al fuego de una chimenea en invierno después de un gran día de esquí, cenar con la familia comida típica del valle después de realizar un paseo por las montañas, o visitar museos e iglesias con mucha historia, ¿qué más se puede pedir?

Aquí te mostramos algunos de los mejores pueblos pirenaicos, donde podrás disfrutar de una escapada de fin de semana perfecta.

 

Los mejores pueblos pirenaicos:

 

  • Otsagabia, amor a primera vista

Considerado uno de los pueblos más bellos de Navarra es también uno de los mejores pueblos pirenaicos que puedes descubrir: visitaremos el pintoresco municipio fronterizo con Francia, Otsagabia. Su arquitectura pirenaica de estrechas calles empedradas, caseríos, puente medieval, iglesia… hará que disfrutemos de una experiencia sin rival.

El entorno ofrece numerosas opciones para practicar deporte apto para todos los públicos. Podremos realizar senderismo o BTT (Irati Xtrem) en familia por sus pistas de pastos suaves, ascender el emblemático Orhi, y realizar travesías en raquetas y esquí de fondo por el entorno de Abodi en invierno.

Merecen una mención especial los dantzaris de Otsagabia que, en septiembre, van al santuario de nuestra señora de Muskilda, ofreciéndonos los bailes etnográficos más importantes de Navarra.

Ver imagen a tamaño completo >> |

 

  • Zugarramurdi, el pueblo de las brujas

También conocido como el Pueblo de las Brujas, su nombre nos garantiza una excursión llena de magia, leyendas y misticismo. Muy cercano al Baztán y fronterizo con Francia (pueblo de Sara), Zugarramurdi se convierte en el escenario perfecto para transportarnos a tiempos pasados.

Su cueva fue testigo de legendarios Akelarres, que en realidad simplemente se trataban de ritos paganos y prácticas de medicina natural, algo diferentes de la cultura cristiana. Estas creencias paganas estaban muy enraizadas en la cultura de la época (s.XVII) y la inquisición las vinculó al satanismo. A partir de entonces, estas personas automáticamente se ‘convirtieron’ en brujas, terminando quemadas en la hoguera.

En cualquier caso, Zugarramurdi es un pueblo de postal con caserones y prados verdes donde la luz guarda un encanto especial en sus amaneceres y atardeceres. Una oportunidad para convertirse en parte de la historia es celebrar el “zikiro-jatea” (18 de agosto), en el que el cordero a la estaca es el protagonista especial. Sin duda, uno de los mejores pueblos pirenaicos.Los mejores pueblos pirenaicos

Ver imagen a tamaño completo >> |

 

  • Benasque, auténtica aventura

Benasque es sinónimo de aventura, grandeza Pirenaica y desconexión. Puede conocerse como el Chamonix Pirenaico, donde a los pies del Rey (Aneto) conviven construcciones nuevas con edificios de aire medieval en su casco antiguo, pero respetando en todo momento el encanto del lugar y de sus empedradas calles.

Es la base neurálgica de todos aquellos montañeros que se atrevan a ascender el pico Pirenaico más alto: el Aneto con sus más de 3.400m. Resulta imprescindible visitar los Llanos del Hospital donde grandiosas cimas nos vigilarán en nuestras excursiones por la zona.

Podremos disfrutar de los espectaculares riachuelos de Aigulluts, con su terminación en el Forau. Es una impresionante sima donde desaparecen las aguas del glaciar del Aneto, que vuelven a ver la luz del sol muchos kilómetros después en el Val d’Aran. Benasque es también uno de los mejores pueblos pirenaicos por haberse convertido en la meca del esquí de montaña y del alpinismo: un lugar de auténtica aventura.

Si nuestra pasión es el esquí alpino, es el lugar perfecto para visitar en invierno y primavera ya que muy cerca de Benasque encontramos la estación de Cerler y de esquí de fondo en los Llanos del Hospital.

Los mejores pueblos pirenaicos

Ver imagen a tamaño completo >> |

 

  • La Val de Boí, cultura y aventura

La Val de Boí nos ofrece 8 municipios únicos (Barruera, Coll, Sarais, Cardet, Erill la Vall, Boí, Taüll) para visitar y descubrir en la comarca del Alta Ribagorça.

En el año 2000 las ocho iglesias y una ermita de estilo románico construidas en estas localidades fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Este valle no está exento de lugares con encanto donde perdernos en la naturaleza y disfrutar de la aventura. Lugar de obligada visita es el parque nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici. Salvaje, remoto y espectacular es ascender a sus cimas con vertiginosos desniveles y frondosos bosques será trabajo de valientes montañeros.

Sus excursiones de senderismo nos permitirán disfrutar a grandes y pequeños del encanto de la zona. Si queremos descubrir el valle durante varios días, el famoso trekking Carros de Foc nos brinda la oportunidad de conocer a lo largo de varios días sus refugios y parajes.

En invierno La Val de Boí ofrece la posibilidad de deslizarse por sus pistas de esquí en la estación de Boí Taül. Una estación donde poder esquiar sin grandes masificaciones: otra razón de peso para incluirle entre los mejores pueblos pirenaicos.

Los mejores pueblos pirenaicos

Ver imagen a tamaño completo >> |

 

  • Gavarnie-Gèdre

Gavarnie-Gèdre, lugar de culto para alpinistas y montañeros que buscan la grandeza de la montaña. Es uno de los mejores pueblos pirenaicos por su ubicación única, ya que se encuentra junto al circo del mismo nombre declarado Patrimonio de la Humanidad: Circo de Gavarnie, principal lugar a visitar por amantes de la montaña.

De estética francesa, se convierte en un pequeño pueblito con encanto construido a ambos lados del río, fundiéndose y mimetizándose con el entorno.

Lugar de postal que se tiñe de miles de colores en otoño y de impresionantes cascadas de hielo en invierno. Esta última época del año es perfecta para probar el Garbure, sopa típica de la zona elaborada con col mezclada con hortalizas y la que en ocasiones puede contener carne.

Es un plato perfecto para degustar tras disfrutar de ascensiones a cimas de más de 3.000 metros como el Taillon o el Vignemale o de excursiones con los más pequeños hasta los pies del Circo de Gavarnie o un gran día de esquí alpino en la estación próxima de Gavarnie, Bareges o Luz Ardiden.

Para los amantes del teatro qué mejor oportunidad de disfrutar en un escenario único entre finales de julio y comienzos de agosto, del festival más alto de Europa a más de 1400 metros de altitud y al aire libre.

Los mejores pueblos pirenaicos

Ver imagen a tamaño completo >> |

 

  • Torla

Acabamos nuestro repaso por los mejores pueblos pirenaicos con el histórico pueblo de Torla. Situado en el valle glaciar del río Ara, sobran las presentaciones para hablar del lugar de unión del valle de Ordesa (declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco) y Bujaruelo.

Custodiado por un grande de los Pirineos – el Monte Perdido, con más de 3.300 metros-, Torla cuenta con historia en sus calles. De estilo rural y a su vez medieval, navegando por sus calles podremos encontrar edificios con chimeneas con las conocidas espantabrujas que dotan de un encanto único al lugar.

Tras una visita por sus calles o una ruta de senderismo por la zona, podremos disfrutar de una típica cazuela de judías o migas aragonesas, entre otras muchas opciones.

Cada 12 de octubre, varios son los bailes (paloteao y jota) que representan el folclore del lugar, pero destaca El Repatán. El danzante veterano se encarga de medir la resistencia de los pastores del lugar realizando un alocado baile que simula la recogida del ganado en invierno (representado por el público). Posteriormente se encargará de retar al Repatán, el más novato de los danzantes para medir si es digno o no de ser pastor. Un espectáculo digno de ser disfrutado.

Los mejores pueblos pirenaicos

Ver imagen a tamaño completo >> |

 

Esperamos que te haya gustado nuestra selección de los mejores pueblos pirenaicos. ¿Cuál es el pueblo de Los Pirineos con el que te quedas? Recuerda… ¡La vida se ve mejor desde las alturas!

 

Por Eneko Aurtenetxe (especialista en deportes de Montaña y colaborador de Forum Sport).

FacebookTwitter

5 Comments

José Carralero Encinas

Interesante selección. Sin duda todos esos pueblos merecen la pena una visita!
Se echa en falta, sin embargo, alguno del Valle de Arán. Hay varios ciertamente recomendables allí.

Reply
Jacobo Nieto

Hola,
Muy interesante el post y tomo nota de todos, sobre todo, Torla y Benasque por las vías ferratas.
La verdad que cualquier pueblo de Pirineos tiene encanto… o ¿son los Pirineos los que tienen el encanto?
Un saludo Eneko!!

Reply
Homepage

… [Trackback]

[…] Informations on that Topic: blogs.forumsport.com/montana/2019/09/17/los-mejores-pueblos-pirenaicos-para-hacer-una-escapada/ […]

Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud