Cantimploras para la montaña: ¿Cómo elegirlas?

FacebookTwitter

A lo mejor no lo habías pensado detenidamente, pero elegir cantimploras para la montaña tiene más miga de lo que pueda parecer: el tipo de material, cómo sea su cierre… Por suerte, a día de hoy, tenemos muchos tipos de recipientes para escoger en función de nuestras necesidades.En este post te contamos todo lo necesario para que elijas las cantimploras para la montaña que más te convienen y, además, te contamos cómo debes realizar su mantenimiento para que siempre la tengas en perfectas condiciones.

El ser humano soporta peor la falta de líquido que la de alimentos sólidos, y durante toda su existencia ha procurado tener la bebida al alcance de su mano. Ni que decir tiene, la importancia que llega a tener estar bien hidratado en nuestras escapadas a la montaña. Para ello, una buena cantimplora será siempre nuestro aliado perfecto. Por suerte, a día de hoy, tenemos muchos tipos de cantimploras para la montaña para escoger en función de nuestras necesidades. Que no cunda el pánico: en este post hablaremos de cantimploras para la montaña y te ayudaremos a elegir.

Durante los viajes, los recipientes hechos con vegetales, como las cañas o las calabazas, los de pieles animales, como las botas y odres, o los de cerámica, nos han servido en el pasado para alejarnos de las fuentes y los ríos sin excesivo miedo a pasar sed.

Y hoy en día, ¿en qué recipientes podemos llevar la bebida que necesitaremos en nuestras excursiones?

Cantimploras para la montaña: ¿Cómo elegirlas?

A la hora de escoger debemos tener en cuenta distintos puntos de vista: el ecológico, el sanitario, el físico y el práctico pueden ser los más evidentes.

Que los recipientes y embalajes son un problema ecológico mundial está claro. Esto puede ayudarnos a tomar la decisión de abandonar los envases de un solo uso y volver, como antaño se hacía, al empleo de los reutilizables.

cantimploras para la montaña

| Materiales, diseños y capacidades para elegir. |

 

Si además de la salud del planeta nos preocupa la nuestra personal, convendrá saber que algunos materiales pueden perjudicarla, según demuestran estudios recientes. Y tendremos claro que, para llevarlos cargados en la espalda, preferimos los recipientes ligeros frente a los pesados, así como los que soportan golpes y presiones en lugar de los frágiles.

Por fin, desde un punto de vista práctico, puede ser interesante que el tamaño se reduzca a medida que vamos consumiendo el contenido, o que el diseño nos permita beber sin perder tiempo en desenroscar tapones.

Materiales reutilizables

Confieso que en casa hemos usado para el monte, y repetidas veces, botellas de plástico para agua ya vacías. ¿Por qué? Porque pesan menos que las metálicas y porque se pueden doblar, tanto para cargarlas en algunos grifos o fuentes bajo las que no entra la cantimplora, como para disminuir su tamaño cuando están vacías.

cantimploras para la montañaPero ha llegado el momento de concienciarnos de que hay que reducir el uso de plásticos y de que algunos de ellos no son saludables.

Hacía 1970 se comenzó a marcar los recipientes de plástico mediante un símbolo en forma de triángulo de vértices redondeados formado por tres flechas curvadas, llamado triángulo de Möbius. En su interior se marca un número, desde el uno al siete, que nos indica de qué material es el recipiente y cuáles son sus posibilidades de ser reciclado.Ese triángulo aparece en la base de las botellas. ¡Fijaros!

Pues sin entrar en más detalles, que podéis encontrar en diversas páginas de Internet, adelantaremos que los números 1, 2, 4 y 5 son los más seguros para la salud, si bien el 1 es para un solo uso.

En cambio, los recipientes con los números 3, 6 y 7, este último al menos con una excepción, no deben utilizarse para llevar nuestras bebidas al monte.

Tipos de materiales de plástico

Además del triángulo citado, suelen aparecer unas siglas que nos dicen de qué material está hecho el recipiente:

  • PET : tereftalato de polietileno
  • HDPE: polietileno de alta densidad
  • V: que corresponde al policloruro de vinilo
  • LDPE: que son las siglas del polietileno de baja densidad
  • PP: señala que es polipropileno
  • PS: poliestireno.

Siguiendo con las siglas, veremos que en muchas etiquetas de cantimploras, botellas y bolsas pone “Sin BPA” o “BPA free”. Hacen referencia a que no están hechos con bisfenol A.

cantimploras para la montaña

| LAKEN BOTELLA TRITAN 0,75L :Botella fabricada de plástico tritán, libre de bisfenol |

El BISFENOL A es una sustancia que se utiliza para la fabricación de muchos plásticos.

Se ha comprobado que con usos repetidos puede irse liberando de los recipientes y acumularse en nuestro cuerpo, favoreciendo la aparición de diversas y graves enfermedades: cardíacas, diabetes, problemas tiroideos, cáncer, etc.

Es por eso que no deben reutilizarse los recipientes con el número 1.

Otro material plástico hoy en día muy presente en las estanterías es el TRITÁN: a pesar de que en el triángulo de su base aparece el número 7, por ser de un material distinto a los otros grupos, carece de BPA y se ha convertido en una alternativa interesante entre los envases plásticos reutilizables, por ser ligero y resistente.

Otros materiales

  • Cantimploras de aluminio

cantimploras para la montaña

| Cantimplora clásica de aluminio | >> VER MÁS…

El aluminio, material que también ofrece una excelente relación entre peso y resistencia, ha venido siendo un metal históricamente muy utilizado para llevar líquidos en el monte.

Aunque algunos de sus derivados se utilizan incluso en la potabilización de aguas, o la fabricación de cerveza, este metal está siendo estudiado desde el punto de vista sanitario para reducir su paso al organismo, pues un exceso puede generar problemas importantes de salud.

Para impedirlo, las empresas fiables dan un recubrimiento interior a sus cantimploras, a modo de barniz de PAI (poliamida-imida), que cumple con las regulaciones europeas y americanas para uso alimentario.

Por eso es importante que, si utilizamos cantimploras para la montaña de aluminio, sean de calidad. Especialmente si para beber llevamos sustancias ácidas o calientes.

 

  • Cantimploras de acero inoxidable

Otra opción fabricada con metal es la de utilizar botellas y cantimploras para la montaña de acero inoxidable.

De excelente resistencia e inertes frente a muy diversos contenidos, son una buena y saludable opción como recipientes reutilizables, no alterando sus contenidos y contando con una importante dureza que garantiza un largo uso.

Este material resulta especialmente atractivo si esperamos llenarlo con líquidos calientes o fríos, por su buen comportamiento a la hora de mantener la temperatura, lo que hace que forme parte de muchos termos.

  • Cantimploras de silicona o poliuretano

De entre las opciones más recientes destacaremos las cantimploras para la montaña de silicona o de poliuretano termoplástico.

Su principal aportación es la de poder ajustar el tamaño al volumen líquido que contienen, por lo que pueden reducirse a medida que vamos bebiendo.

En la parte negativa encontramos que algunas tardan en dejar de oler y alterar el sabor del líquido que llevan.

cantimploras para la montaña

| 1. HYDRAPAK: Recipiente blando y adaptable, con dos boquillas 2. Recipiente plegable. Simplicidad y ligereza al máximo. |

 

  • Cantimploras de vidrio y cristal

El vidrio y el cristal, omnipresentes en todas las casas y con tan buenas cualidades para contener líquidos, no suelen ser utilizados para las actividades de montaña debido a su fragilidad y elevado peso, aunque confesaré que alguna botella de vino, bueno, ha llegado a más de 5.000 metros para acompañar ciertas celebraciones.

Otros detalles a considerar…Tipo de cierre

Ya sabemos de qué materiales podemos disponer para llevar la bebida al monte, pero además hay otros aspectos a considerar.

Está claro que, sea como sea, debe asegurarnos una buena estanqueidad. No sería bueno encontrarnos con la ropa o el saco de dormir empapados dentro de la mochila.

1. CANTIMPLORAS CON CIERRE DE ROSCA: El cierre más convencional es el de rosca, pero pueden ser más cómodos las cantimploras para la montaña que ofrecen además una boquilla.

2. CANTIMPLORAS CON BOQUILLA Y TUBO LARGO: En algunos modelos, esa boquilla se prolonga considerablemente mediante un tubo que puede incluso contar con aislamiento térmico, con lo que podemos llevar el recipiente o bolsa en la mochila y la boquilla sujeta a un tirante de la misma, con lo que no es preciso parar para beber.

cantimploras para la montaña

| 1. NALGENE MULTIDRINK: Boquilla, tapón estrecho y boca ancha (tres posibilidades de uso). 2. Cierre de la boquilla y rosca inferior. 3. HYDRAPAK: Bolsa de hidratación con boquilla y tubo largo. |

 

cantimploras para la montaña

Fundas para cantimplora

Otro detalle en torno a las cantimploras para la montaña es la posibilidad de ponerles fundas, tanto para conservar mejor el calor o del frío, mejorando su aislamiento, como para protegerlos de los golpes y roces.

Y DESPUÉS DE USAR EL RECIPIENTE, ¿QUÉ?

 

Cantimploras para la montaña: lavado del recipiente

Es aconsejable lavarlo, eliminando los restos del líquido que ha contenido.

Normalmente se indica en el etiquetado si podemos utilizar lavavajillas o no, pero en cualquier caso, debemos lavar los recipientes con cuidado, para no deteriorar sus propiedades o rayar el interior, especialmente los que son de aluminio.

Por ese motivo se aconseja no emplear productos abrasivos, e incluso agua muy caliente en el caso de ciertos plásticos, aunque el acero inoxidable la tolera perfectamente.

Y una vez limpias, botellas, cantimploras o bolsas deben ser dejadas, abiertas, en un lugar seco y aireado, al igual que sus tapones de cierre, para evitar que se deterioren sus propiedades o cojan olores.

Ahora nos toca analizar el mercado, ver qué nos viene mejor y, cuando tomemos ese gratificante sorbo, ser conscientes de cuánto han cambiado las cosas desde aquellas calabazas, botas y odres de los antiguos caminantes.

cantimploras para la montaña

A la izquierda, la tradicional bota de cuero. A la derecha, talla de Santiago peregrino con una calabaza para el agua.

 

Beber es más importante incluso que comer, así que ¡cuidemos estos recipientes!

Por Kepa Lizarraga, especialista en Medicina del Deporte y Mikel Lizarraga, Analista físico-químico. Ambos colaboradores de Forum Sport.

FacebookTwitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud