Test botas SPACE MID, de Bestard: ¡Perfectas para tus travesías de este verano!

FacebookTwitter

Las botas Space Mid de Bestard son una excelente opción para tus rutas senderistas de este verano si tus objetivos tienen que ver con la práctica del Nordik Walking, o con la realización de GR’s por terrenos poco abruptos, como el del Ebro. Y, por supuesto, para el Camino de Santiago: ¿Quieres conocerlas a fondo?

Hay veces en que pensamos que todo está ya inventado. Hasta que alguien, inconformista, innovador o soñador, se pregunta por qué y nos aporta con su ingenio otra forma de ver y hacer las cosas.

Eso sugiere alguno de los detalles técnicos de la Space Mid, modelo de bota con una altura de caña intermedia (de ahí el término “Mid”) producido por la marca mallorquina Bestard© e integrado en su colección “Trail Walking”.

La primera impresión visual transmite confianza, fiabilidad… ¡Hasta que nos fijamos en los 14 agujeros que perforan horizontalmente la suela!

Es inevitable acercarse a la bota para ver si se trata de algo meramente estético, ¡pero no! ¡Al fondo se ve un tejido del interior!

¡Qué buena idea para mejorar la ventilación!

Pero, está claro que también el agua, cuando nos metamos en charcos, llegará a esos orificios. ¿Qué pasará? ¿Se nos mojarán los pies? Adelantaremos que, afortunadamente, la respuesta es NO.

Luego profundizaremos en el tema…

Space Mid

Parte superior de la Space Mid: comodidad y protección

De colores sobrios, la parte superior de la bota nos muestra una combinación de piel serraje y cordura hidrofugadas, además de caucho, para proteger y envolver los pies. Con dobles costuras en todas las uniones fundamentales, detalles como la brida en la parte posterior de la caña para calzarnos con más facilidad, y un elemento reflectante para mejorar la visibilidad desde atrás.

Puede llamarnos la atención la diferencia de altura que hay entre la parte anterior de la caña y la posterior.

Gracias a ello, el gesto de extensión del tobillo no produce una compresión del tendón de Aquiles, lo que nos viene bien cuando la zancada se alarga, como en el Nordik Walking, y haciendo que la bota sea cómoda incluso durante la conducción de vehículos.

Sin embargo, ambos laterales, elevados, protegen bien la articulación del tobillo frente a posibles esguinces o torsiones, aportando la seguridad que buscamos al escoger una bota en lugar de una zapatilla.

Y todo el cuello o borde es suficientemente mullido para proporcionar comodidad y no comprimir los maléolos o abultamientos laterales del tobillo.

Space Mid

Diferencia del altura del cuello de la bota entre la zona anterior y la posterior.

Parte baja de la Space Mid: innovación para una óptima ventilación y flexibilidad

Fijando la vista a la parte baja de la Space Mid encontramos los elementos tecnológicos más novedosos, producidos mediante la colaboración de tres empresas con inquietudes: Bestard©, Gore-Tex© y Vibram©.

Para empezar, una mediasuela de EVA, o etilenvinilacetato, material que se caracteriza por su resistencia al agua, aceites, grasas y otros productos químicos, además de no ser tóxico ni contaminante, amortiguar bien los impactos y proporcionar un buen aislamiento térmico.

Bajo esa pieza, que presenta los orificios de ventilación citados, nos encontramos una suela o patín fabricada con el compuesto de caucho Megagrip y adornada con el conocido octógono amarillo de Vibram©.

Su propósito es aportar un buen agarre en diversas superficies, tanto secas como mojadas, y para conseguirlo encontramos en ella tacos de bordes bien marcados, que prometen buena adherencia en terrenos blandos.

Además, toda la superficie de los relieves anterior, posterior y laterales está dotada de un minúsculo dibujo que debe facilitar la evacuación del agua en superficies lisas y húmedas que podamos pisar, al igual que ocurre en los neumáticos para mojado.

Space Mid

Patín de la suela Vibram con perfíles de buena profundidad y agarre.

 

Lo más novedoso de esta suela es que el conjunto de EVA y patín de caucho tiene en su interior una cavidad en la que desembocan los 14 orificios laterales y que está rellena de un tejido especial muy permeable al aire, con lo que incluso la planta del pie puede ventilarse.

Con la compresión y expansión de ese tejido, en cada paso, mejora la ventilación y se evacúa tanto el calor como el agua exterior o el sudor. Por eso Vibran© ha bautizado la suela como Vento.

Space Mid

Macrofotografía del tejido que permite la aireación en la suela Vento.

 

En la base de esa cavidad de la mediasuela, Bestard ha puesto una palmilla.

La palmilla escondida en el interior de la suela es la Bestflex 1/Super Flexible, que confiere a la Space Mid una extrema flexibilidad.

Space Mid

Hemos despegado el tejido de aireación de la Vibram Vento para apreciar los orificios, la cubeta y la palmilla superflexible.

 

La vista lateral de la bota, apoyada sobre una superficie horizontal, nos muestra la curvatura longitudinal de la suela.

El borde posterior de la misma queda elevado unos 7 mm por encima del suelo, con el fin de suavizar el primer impacto del pie en cada paso, cuando el talón comienza a apoyarse.

A su vez, la puntera se eleva cerca de 30 mm, facilitando que el pie haga un movimiento similar al de un balancín al despejar del suelo.

Ambos detalles unidos hacen que el gesto de dar un paso sea más natural y con menor gasto de energía que si la suela fuera totalmente plana.

Space Mid

La ligera curvatura posterior de la suela y la más evidente en la zona anterior facilitan la marcha.

“Surround”: el pie transpira por casi toda su envoltura

Si nos fijamos en el interior, veremos un forro de tacto agradable, que oculta una especie de calcetín impermeable y transpirable fabricado con la membrana de GORE-TEX ©.

Él será el responsable de que el agua que pueda mojar la bota o entrar por las ventilaciones de la suela jamás llegue a humedecernos los pies.

Pero además, ese diseño de Gore-Tex©, unido a la suela Vento de Vibram© y a la parte superior de la bota fabricada por Bestard© permiten que el pie pueda transpirar por casi toda su envoltura, dando lugar al concepto “Surround”.

Se trata de una tecnología que, además de asegurar la impermeabilidad, permite que también la planta del pie se ventile y pueda eliminar tanto sudor como calor, proporcionando un mayor confort, especialmente en climas cálidos, al ampliar en más de un 30% las superficies que pueden evacuar la transpiración y el exceso térmico.

Space Mid

A través de los orificios de la mediasuela se aprecia el tejido interior para la aireación y gestión del sudor y agua.

Space Mid: Más detalles

Volvemos a la parte superior o cuerpo de la bota y encontramos un sistema de atado convencional, con 5 puntos de anclaje diferenciados a cada lado, más otro anterior central.

La lengüeta que nos protege del roce con el cordón es de tipo fuelle, y dispone de un buen acolchado, lo que será agradecido por personas con empeine prominente.

Space Mid

Vista del sistema de atado y lengüeta.

 

No nos olvidamos de examinar la plantilla extraible. Se trata de una ligerísima plantilla de la firma Ortholite©, con su correspondiente soporte del arco plantar y especial capacidad de amortiguación y transpiración.

Space Mid

Plantilla interior ligera y de buenas cualidades.

 

Siguiendo con las mediciones físicas, nos fijamos en el peso.

La Space Mid, en su talla 43, marca en la báscula 505 gramos por unidad.

Para tratarse de una bota, aunque en su versión Mid, se trata de un peso muy contenido.

Space Mid

Un peso contenido…

 

Esa ligereza se verá recompensada con un menor esfuerzo a la hora de desplazarnos por el monte.

Recordaremos que los pies, durante cada paso, realizan un movimiento complejo de aceleración y deceleración, y cuanto más grande es la masa o peso que debemos mover, mayor es el gasto de calorías que nos exige.

Por eso, desde el punto de vista del rendimiento, la ligereza de esta bota será especialmente apreciada.

Hecho el examen inicial, nos disponemos a probarla sobre el terreno, pero como no nos fiamos de todas la promesas, se nos ocurre dejar un buen rato una de las botas en un recipiente con agua suficiente para cubrir los orificios de la suela Vento.

Un rato después, la plantilla de Ortholite© seguía seca.

La retiramos, para ver si el calcetín interior de Gore-Tex© cumplía su función, y tampoco había rastro alguno de humedad, así que, ¡a probarlas en serio!

Space Mid: Conclusiones sobre el terreno

Al calzarnos se aprecia que se trata de botas cómodas, flexibles y ligeras.

Incluso permiten conducir un vehículo con buen tacto y sin el bloqueo del tobillo que diseños más altos de la caña de la bota producen.

El recorrido previsto a pie es corto. Rondará los 8 kilómetros, pero nos atrae porque en él andaremos sobre tramos de asfalto, pistas de “todouno”, viejos caminos carretiles con firme de cantos rodados, senderos de tierra y zonas de hierba.

Space Mid

Comenzamos con unos agradables 18º C que, a lo largo de la mañana, ascenderán hasta los 26º C.

Se trata de una visita guiada por restos de antiguas fortificaciones militares, y el enlace entre zonas de interés nos lleva por terrenos complicados, de muy variada adherencia y con fuertes pendientes, en ocasiones.

Sobre aceras y asfalto no hay problemas para andar. La forma de la suela facilita el apoyo inicial del talón y su despegue sin apenas doblar la bota a la altura del metatarso.

Y cuando llegamos a zonas más bonitas, de senderos, hierba, tierra suelta, sotobosque y similares, la suela Vibram© nos da una tremenda seguridad, permitiendo ayudar al paso de otras personas por zonas en las que su calzado no agarra.

Space Mid

La Space Mid no tiene una suela rígida e impenetrable, sino que nos permite sentir el suelo que pisamos.

Al atravesar unas zonas húmedas, con cantos rodados formando una antigua calzada e incluso con alguna conducción de agua adornada de musgo, la flexibilidad de la suela y de la bota en conjunto nos permite adaptar el apoyo a las superficies curvas y movernos con seguridad.

Llegamos a los charcos y, como se trata de probar también la impermeabilidad, no los esquivamos, sino que pisamos sobre ellos, hundiendo las botas bastante más que la altura de las perforaciones de la suela Vento.

A pesar de poner atención, no sentimos los pies mojados. Y, más tarde, al descalzarnos, veremos que están totalmente secos.

El último tramo del recorrido vuelve a ser por aceras de hormigón y asfalto.

El sol ha calentado ya su superficie, pero no percibimos el habitual recalentamiento de los pies.

De hecho, mientras tomamos algo y nos despedimos de la gente que nos ha acompañado en el recorrido, tampoco sentimos la imperiosa necesidad de cambiarnos de botas.

En resumen, dadas sus características técnicas os habréis fijado en que no escribimos sobre una bota para moverse en alta montaña, sino que está diseñada para recorrer kilómetros de senderos sin renunciar a cierta protección del tobillo, a la comodidad, ligereza, impermeabilidad y transpiración.

Esta última cualidad, unida a la especial ventilación de la suela, será más apreciable en lugares o temporadas con temperaturas cálidas o elevadas.

Todas esas virtudes hacen de la Space Mid de Bestard©, como te decíamos al principio, una buena opción para el Nordik Walking, para grandes senderos por terrenos no muy escarpados, o para acompañarnos en los Caminos que llevan a Santiago.

Para descansar tus pies de vez en cuando, o si tus necesidades son otras, quizá te interese echarle un vistazo a este otro post con nuestras recomendaciones de sandalias de trekking para este verano.

Por Kepa Lizarraga, especialista en Medicina del Deporte y Mikel Lizarraga, Analista físico-químico. Ambos colaboradores de Forum Sport.

FacebookTwitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud