Cómo usar la cuerda auxiliar en tus trepadas de montaña

FacebookTwitterGoogle+

Muchos montañeros encontramos en las ‘trepadas’ (no escalada) algo realmente atractivo. Se trata de una manera fantástica y divertida de llegar a un gran número de cimas, cuyas vistas no podríamos llegar a disfrutar de otra manera. En ocasiones se piensa que es mucho menos comprometido que la escalada o alpinismo con cuerda propiamente dicha; pero no quita que esté exento de riesgos potenciales.

En algunas trepadas ‘fáciles’ una caída podría ser fatal.

 

Por definición, ‘trepar’, es técnicamente más fácil que escalar. La cantidad de material empleado es diferente. Un kit completo para salir de muchos problemas no superará los 2Kg por persona. No necesitaremos pies de gato, en algunos casos ni arnés, y el número de protecciones empleadas será abrumadoramente más bajo, aunque realmente la exposición de la ruta no tenga que ser totalmente diferente al de la escalada propiamente dicha. Incluso en ciertas rutas de I.er grado, técnicamente sencillas de subir, un pequeño resbalón, o una caída de piedras, podría llegar a ser fatal.

Trepando una corta chimenea con crampones.

 

Para muchos senderistas, el salto a ascensiones algo más técnicas que requieran trepar es una progresión natural: tanto es así que en ocasiones vamos sin ningún tipo de material. ¿Pero es esta actividad más segura que la escalada ‘pura’? Esto es largamente discutible.

Consejos para un ‘trepa-riscos’:

1.       Un montañero que realice trepadas NUNCA debe caer, aunque suba con cuerda: entrena técnicamente.

2.       La mayor parte del éxito está antes de empezar la ruta: PLANEA minuciosamente la actividad y el material a emplear, compara diferentes croquis, dificultades, así como experiencias de tus conocidos que hayan realizado la ruta.

3.       Ten mucho cuidado con la ROCA MOJADA, aunque salga un bello día soleado.

4.       Ten más cuidado aún con la ROCA SUELTA, y ante la duda, SIEMPRE lleva CASCO.

5.       ENTRENA físicamente: Muchos de los accidentes ocurren durante el descenso, después de relajarnos y de que el cansancio se acentúe. La verdadera cima está abajo.

Por lo tanto, para todos aquellos que queramos ascender cimas sin subir por vías puramente de escalada, encontramos en la fluidez y rapidez de los movimientos, en la ligereza del material a llevar, en las sensaciones de patio y en el ambiente de alta montaña un gran atractivo difícil de dejar de lado. Necesitaremos nociones básicas de alpinismo y escalada.

FacebookTwitterGoogle+

El uso de la cuerda auxiliar, es una técnica interesante para alcanzar todos estos objetivos.

Usos:

La cuerda auxiliar podría ser válida para los siguientes problemas que podamos encontrar:

Uso de cuerda auxiliar
NIEVE ROCA:

Montañismo, trekking alpino

(siempre con 2 cabos, en gemela)

Cortos tramos de neveros y zonas expuestas Resaltes de roca, cortas chimeneas y pasos aislados
Travesía glaciar Travesías de roca delicados pero cortos
Superar una rimaya o grieta de un glaciar Cortos tramos de aristas
Cortos rapeles
Alargar una cuerda para rappelar
Pasamanos
Asegurar a un segundo de cordada
Guiar a personas con menos experimentadas por terreno alpino
Vías ferrata, tramos de cadenas, clavijas…
Nota: Estrictamente prohibido su uso en simple para alpinismo y escalada, no así en doble, aunque su longitud puede resultar un poco corta. Cuerda dinámica homologada como gemela U.I.A.A. y C.E.

Muy útil para esos pequeños pasos que en condiciones normales son ‘fáciles’ pero en los que la pequeña nevada que ha caído a la noche nos hace dudar de las condiciones de la montaña.

Por ejemplo: Paso de Mahoma al Aneto con hielo, nieve y viento.

Material empleado

Un kit básico de fortuna para dos personas vendría compuesto por:

Artículo Modelo Peso Notas
Casco Petzl Meteor 4 2x 220g = 440g
Cuerda auxiliar 30m Beal Rando 30 Dry

Beal Rando Golden Dry

Singing Rock Gemini

1.110g
2 mosquetones de seguro tipo HMS Edelrid HMS Strike Screw 2 x 65 = 130g
2 mosquetones de seguro tipo D Edelrid Pure Screw 2 x 43 = 86g
4 cintas planas de 125cm Fixe Anillo 125 Cm 4 x 66 = 264g
Arnés ligero o arnés de fortuna Singing Rock Crux 2x 300g = 600g Optativo. Depende de la ruta.
  Total 2.630 g por cordada

1.315 g por persona

Ejemplo de material completo de fortuna (depende del caso, podríamos prescindir de los arneses).

 

1,3Kg por persona, ¿atractivo verdad? En cualquier caso, debemos conocer las limitaciones de este tipo de cuerdas y de las maniobras que vayamos a hacer. Tener en cuenta que el material de fortuna es aquel que nos servirá para salir de imprevistos, ayudarnos en determinados puntos donde tengamos dudas, guiar a gente menos experimentada o para aquellas rutas que únicamente tienen un pequeño tramo de dificultad.

FacebookTwitterGoogle+

Debemos ser conscientes de que no es una cuerda de escalada, no debería ponerse en una situación de gran caída o ‘vuelo’, pero es de gran utilidad para evitar que estas sucedan o asegurar a un segundo de cordada.

Técnicas

Conviene tener claras las siguientes técnicas, para adaptarlas según el caso. En futuros artículos profundizaremos en cada maniobra.

Atarse sin arnés

Atarse con la cuerda. Aprovechando el soporte de la mochila, hará menos daño en caso de que se produzca una caída. En cualquier caso, su mejor función es la de sujetar para evitar una caída, es decir, para que no se llegue a producir (en lugar de que lo pare).

Ensamble

Travesía glaciar: En los glaciares, los peligros suelen estar escondidos en forma de grietas como el de la imagen, por eso es indispensable ir encordado.

 

Cuerda corta: En aristas de nieve y pasajes delicados, la técnica de la ‘cuerda corta’ es muy útil para evitar caídas.

Nudos básicos

Ballestrinque: De gran utilidad para asegurarse a un punto de reunión.

 

Nudo dinámico: Útil para asegurar a un primero o segundo de cordada, y también para rappelar.

Reuniones, aseguramientos en ROCA

Aseguramiento contra roca: La fricción contra la roca (especialmente si es granito) es una manera eficaz para asegurar a un segundo de cordada.

 

Aseguramiento con espalda: Se trata de una técnica rápida y útil.

Reuniones y aseguramientos en NIEVE

Aseguramiento PIOLET enterrado + nudo dinámico.

 

Rappel con seta de nieve: Una forma más trabajosa pero totalmente válida sobre todo para realizar rápeles sin abandonar material.

Rappeles de fortuna

Rappel sin arnés: En ocasiones no tenemos el arnés a mano y conviene saber rappelar al modo que se hacía años atrás.

 

Para rutas más serias, no dudes en usar una (o dos) cuerdas de escalada y equipamiento completo de protección (friends, fisureros…).

FacebookTwitterGoogle+

Recuerda que la mayor seguridad de un montañero reside en su formación, por lo tanto, practica, pregunta, aprende y sé crítico con todo aquello que ves y lees.

 

Por Eneko Aurtenetxe, especialista en deportes de Montaña y colaborador de Forum Sport.

FacebookTwitterGoogle+

One Comment

inigo

Una explicación sencilla y muy útil, cuantas veces en el monte nos hemos metido en complicaciones y hemos salido de mala manera.
Este artículo es para tenerlo en cuenta y practicar un poco estas técnicas.

Gracias Eneko.

Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud