¿Qué es mejor: correr en una cinta o al aire libre?

¿Qué es mejor: correr en una cinta o al aire libre? Es una pregunta que nos hacemos a menudo y ambas modalidades tienen sus pros y sus contras. Así que te contamos lo bueno y lo malo que tiene correr por el asfalto y al aire libre: ¡sigue leyendo y elige lo que más te convenga!

Las dos modalidades pueden ayudarte tanto a realizar un buen entrenamiento cardiovascular como a preparar una carrera específicamente.  Ahora bien, sabemos que estas dudas se incrementan cuando se acerca el frío y la lluvia, así que vamos a desgranar los pros y contras de cada una de estas opciones: correr en una cinta o al aire libre.

Cuando pensamos en cinta, a menudo nos viene a la cabeza una rueda de hámster, dar zancadas y zancadas sin movernos de sitio, sin distracciones. En cambio, para muchas personas salir a la calle y pasar frío o calor puede ser determinante para no querer correr en el exterior.

 

 

Condiciones climáticas y de terreno

Aquí tendríamos que diferenciar entre si estamos corriendo para hacer un ejercicio cardiovascular, o bien preparamos una competición.

  • En el caso de ser un ejercicio cardiovascular

…Haremos bien en ahorrarnos la lluvia, viento o nieve, puesto que no nos va a aportar nada ganarnos un resfriado.

  • En cambio, si preparamos una carrera

…Siempre va bien pensar que “el día D” también puede ser lluvioso o muy frío, por lo tanto, si antes hemos pasado por esa sensación, nos resultará más fácil enfrentarnos a ella el día de la competición.

No olvidemos que cuando las condiciones climáticas son favorables, correr en el exterior nos expone al sol y, por lo tanto, a la posibilidad de reponer la vitamina D.

 

 

Por otro lado, si vives en una zona muy llana o no tienes tiempo de desplazarte a la montaña, entrenar en el tapiz rodante te ayudará con las sesiones de cuestas.

 

El impacto para las articulaciones

La cinta es una superficie más blanda, está diseñada para absorber las fuerzas de reacción del suelo y eso protege las articulaciones de un impacto más duro

Por el contrario, al realizar siempre el patrón de zancada, puede ser más fácil lesionarse.

Por este motivo es IMPORTANTE:

  • Ir cambiando la inclinación.
  • Ir cambiando el ritmo de la cinta.

 

El ritmo

El trabajo en la cinta y en el asfalto es el mismo. Hace unos años se sugería inclinar la cinta un 1% para igualar el consumo de oxígeno que teníamos en el asfalto, pero los últimos estudios científicos lo desmienten (Miller et al., 2019; Van Hooren et al., 2020).

Lo único que sugieren es que se ponga el 1% de inclinación cuando corramos a velocidades altas, puesto que, si corremos rápido en la calle, la fricción del aire es más alta y así podríamos equilibrar el gasto energético en la cinta.

Una buena opción para la cinta es usarla para entrenamientos de series largas: de esta manera le podrás dar un punto extra a ese entreno.

 

 

En el asfalto podremos aprender a dominar el ritmo al cual corremos sin necesidad de ir mirando constantemente nuestros dispositivos, encontrar las sensaciones de correr por ejemplo a 4’30”/km.

En cambio, en la cinta, al programar el ritmo no será necesario prestarle atención y nos podemos olvidar fácilmente de buscar esa sensación del tempo.

Sensación de fatiga

En la cinta, muchas veces puedes tener la sensación de fatiga mucho antes que en el asfalto- Eso es debido a que no hay elementos de distracción que pasen a nuestro alrededor y por ese motivo la sensación de fatiga aparece antes.

 

correr en interior

 

Diferencias biomecánicas

Cuando corremos en la cinta:

  • Hay un ligero aumento de la flexión de rodilla en la fase de impacto.
  • También disminuye el desplazamiento vertical.
  • Y aumenta sensiblemente el tiempo de contacto en la cinta respecto otras superficies.
  • También se ha apreciado que disminuye la presión total del pie respecto a correr en tartán. No obstante, aumenta movimiento de la articulación del plano sagital del tobillo.

Eso sugiere que, si tenemos que recuperarnos de una lesión de la planta del pie como una fascitis o una fisura por estrés, será mejor empezar a entrenar en la cinta. En cambio, si es una lesión del Aquiles, mejor en una superficie exterior.

En el asfalto obtenemos más activación muscular: aunque no hay excesivas diferencias a nivel biomecánico, los cambios de dirección e inclinación de la superficie sí que hacen que trabajemos de manera distinta en cada apoyo y por ese motivo estimulamos más nuestra respuesta muscular.

 

 

Y entonces … ¿Correr en una cinta o al aire libre?

En conclusión, existen más ventajas al correr al aire libre: entre otras, la sensación de estar en el exterior y, si se puede, de disfrutar de la naturaleza, pero ya has visto que las dos modalidades tienen sus pros y sus contras.

 

gráfico running en cinta o en exterior

 

Si te decantas por la cinta, recuerda ir variando tanto la intensidad como la inclinación y, si tus entrenos tienen como objetivo mejorar el cardio, seguro que el tapiz rodante es una buena opción.

Si preparas una carrera, obtendrás más beneficios al aire libre y estarás de mejor humor.

Recuerda, no dejes nunca de hacer ejercicio, ya sea en la cinta o en el exterior 😉

 

 

Por Jes B Bonet, Licenciada en Educación Física y colaboradora de Forum Sport

 

Prueba también con estos ejercicios para ponerte, o seguir, en forma:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *