Accesorios de Yoga: Cuáles son y cómo usarlos

Para practicar yoga únicamente hace falta tu cuerpo, respiración y presencia, pero hay soportes o accesorios de yoga que te pueden ayudar a hacerlo más accesible si eres principiante, o que te pueden ayudar a acceder a asanas que de otra forma no sería posible. ¡Sigue leyendo para saber más!

Es septiembre, el mes que muchos sentimos como inicio -o reinicio- de año. Con ello, probablemente te apetezca o te hayas decidido a comenzar a practicar yoga.

En este artículo comparto contigo diversas formas de utilizar accesorios de yoga como el bloque y la cinta de yoga- que es lo más habitual que puedes encontrar en cualquier estudio – de tal forma que, si eres principiante, puedes beneficiarte de utilizarlos.

 

1. Siddhasana / Sukhasana, más cómoda utilizando accesorios de yoga

Tener un bloque o una manta debajo de los glúteos puede ayudarte muchísimo a mantener la postura más cómodamente.

Porque, aunque parece bastante sencillo sentarse con las piernas cruzadas en el suelo, en occidente no es una práctica muy habitual en el día a día, por lo que es un asana en la que muchas personas se sienten incómodas – en cadera, rodillas o ingles -.

Utilizar un mat de yoga permite que puedas mantener la postura con más comodidad.

 

¿Cómo se hace?

  • Siéntate con las piernas cruzadas por el centro de las tibias (Sukhasana ) o con un talón delante de otro (sidhasana ).
  • Alarga el torso hacia arriba y enraíza la pelvis al bloque.

 

Las maravillas de los bloques

  • Ten la altura suficiente para que la pelvis esté más arriba que las rodillas, de esta forma las ingles estarán más suaves y relajadas. Por lo tanto sentirás mayor comodidad.
  • La altura del bloque va a ser la necesaria para que tengas la curvatura natural en la lumbar y que no esté redondeada.
  • Siente los isquiones apoyados en la mitad frontal del bloque, no en la parte de atrás. Te ayudará a colocar la pelvis en la posición ideal.

 

2. Ardha Uttanasana con un par de bloques

Si tienes poca flexibilidad en los isquiotibiales, esta y la siguiente son posturas en las que sentirás muchísima ayuda usando accesorios de yoga, como un par de bloques.

 

 

¿Cómo se hace?

  • Ponte de pie y flexiónate desde las caderas para llevar las manos al suelo (en este caso a los bloques).

 

Las maravillas del los bloques

  • Cuando sientas el suelo muy lejos, utiliza los bloques para elevarlo.
  • Si te cuesta llegar con las manos al suelo probablemente quieras flexionar las piernas, porque se reduce la tensión y está bien, pero si siempre lo haces no conseguirás que los isquiotibiales se alarguen. Los bloques te ayudarán a tenerlas estiradas -sin forzar- y que poco a poco vayan estirándose de una forma progresiva.
  • Ten la altura en los bloques que necesites – alta, media o baja – para que puedas tener las piernas estiradas y la espalda alargada.
  • Mueve isométricamente los bloques hacia atrás y el pecho entre los brazos.
  • Estira las piernas sin híper extensión en la rodilla. Te propongo pensar cuando lo haces ; como si quisieras hacer las piernas largas hacia arriba desde el anclaje de los pies a la tierra, todo esto sin empujar la rodillas hacia atrás.

 

3. Prasarita Padottanasana A 

¿Cómo se hace?

  • De pie, separa las piernas con los pies paralelos entre sí.
  • Inhala y alarga la columna hacia arriba, exhala y flexiónate hacia adelante desde las caderas.

 

 

Las maravillas de los bloques

  • Aunque al tener las piernas separadas hace que flexionarse hacia adelante sea relativamente más sencillo que si estuvieran juntas, aún así te podrías beneficiar de la altura en las manos para que se apoyen más fácilmente en el suelo.
  • Si los brazos se flexionan y la columna ha bajado, prueba a utilizar los bloques para activar la espalda, para hacerlo: Mueve los bloques isométricamente hacia atrás al tiempo que separas los hombros del suelo elevándolos hacia el techo.

 

4. Supta Padangustasana, más sencilla utilizando una cinta

En esta postura- incluso si tienes más flexibilidad y llegas a coger el dedo del pie con la mano – a veces hacer uso de la cinta se siente fenomenal para tener la pierna a 90 grados con muy poco esfuerzo.

Y si tienes poca flexibilidad definitivamente la cinta será tu mejor aliado.

 

 

¿Cómo se hace?

  • Recuéstate sobre la espalda.
  • Trae una pierna al pecho y elévala hacia el techo a 90 grados. La pierna que queda libre extiéndela hacia adelante –sin girarla- apoyando el talón en el suelo.

 

Las maravillas de la cinta

  • Utilizando la cinta te ayudará a reducir considerablemente la tensión en los isquitibiales.
  • Coloca la cinta en el arco plantar o en la parte frontal del talón.
  • Sujeta cada lado de la cinta con una mano de tal forma que puedas tener los brazos estirados. Esto te ayudará a soltar el peso de los hombros hacia el suelo, así como mantener el cuello y trapecios relajados.
  • Cuando estés en la postura intenta alejar la parte superior externa del muslo –femur- del torso.

 

5. Gomukhasana (brazos)

Para muchas personas llegar a enlazar las manos –aunque no es el objetivo final- puede ser muy difícil o incómodo. Por lo que la cinta será de gran ayuda.

 

 

¿Cómo se hace?

  • Eleva un brazo hacia el techo, rotando el hombro hacia afuera de tal forma que la palma de la mano apunte en dirección de tu cara.
  • Flexiona el brazo y coge la parte alta de la espalda.
  • Extiende el brazo libre hacia un lado, rotando el hombro de tal forma que la palma de la mano apunte hacia atrás.
  • Flexiona el brazo, llevándolo por detrás de la espalda y eleva la mano en dirección de la cabeza.

 

Las maravillas de la cinta

  • Cuando inicies la postura sujeta la cinta con la mano de arriba para que lo tengas preparado para la segunda mano.
  • Para esta asana hacer uso de la cinta será de gran ayuda para los hombros, de tal forma que puedan estirarse sin forzar.
  • Una vez que estás en la postura tira suavemente de la mano de debajo en dirección de los glúteos.
  • ¡Ah! Intenta que la cabeza esté en posición neutra y que no se gire. Mantén el cuello relajado.

Espero que este artículo te ayude a saber cómo utilizar los bloques y la cinta en estas asanas.

Te recomiendo que lo pruebes, que experimentes y que continúes explorando este maravilloso mundo de constante aprendizaje que tiene el yoga. Te deseo una buena práctica.

 

108 Yoga StudioPor Eva Zavala, de 108 Yoga Studio Bilbao

Gran Vía 63 Bis, Bilbao: CÓMO LLEGAR.

Transformational Sadhana · Yogini · Profesora & siempre estudiante · Mexicana · Fundadora de 108 Yoga Studio Bilbao

 

 

Más información y ejercicios de yoga que puede gustarte leer:

ASANAS Y RESPIRACIONES PARA REFRESCAR TU SISTEMA NERVIOSO

LAS 4 MEJORES POSTURAS DE YOGA PARA NADAR MEJOR

6 ASANAS DE YOGA PARA HACER DESPUÉS DE ENTRENAR

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *