Tubelizar la MTB: Cómo hacerlo en media hora

Estás cansado de pinchazos y en la grupeta te han hablado de tubelizar la MTB, pero no sabes si dar el paso, ni si serás capaz de hacerlo tú mismo. Pues que sepas que es mucho más fácil de lo que te imaginas: ¡Sigue leyendo!

¿Cuáles son las razones para cambiar a tubeless?

El argumento principal para tubelizar la MTB es una mayor resistencia a los pinchazos, pero hay más:

  • Menor resistencia a la rodadura.
  • Mejor agarre.
  • Más control y más comodidad.
  • Ahorrarás peso y nivel de masa rotacional.

Para ponerte a ello necesitarás…

  • Un par de neumáticos de bicicleta de montaña Tubeless
  • Un Kit Tubeless: debe incluir líquido preventivo, una cinta adhesiva para tubelizar  y 2 válvulas desmontables especiales para tubeless.

Yo lo voy a hacer con el Kit Tubeless de X sauce: a la hora de elegir el kit, debes tener en cuenta las medidas de rueda, tanto diámetro cómo anchura de la llanta y el tipo de válvula que quieres: en mi caso va a ser de 29 pulgadas y válvula fina.

 

Tubelizar la MTB

 

Aprovecho la operación para poner unas cubiertas nuevas Michelin Wild Race`r Tubeless Ready.

 

 

1. Preparación de la llanta

Quitaremos las cubiertas / cámaras y el fondo de llanta de la rueda. El primer paso para tubelizar la MTB es limpiar cuidadosamente el interior de la llanta.

Tubelizar la MTB

Para ello, utiliza un trapo limpio con disolvente (no uses alcohol, aguarrás u otros limpiadores) y elimina cualquier resto de suciedad que quede adherido a la parte interna de la llanta.

Usa alcohol únicamente para llantas de carbono.

Revisa también que en los agujeros de la llanta no haya restos de virutas de aluminio cortantes que pudieran dañar las cintas que montaremos posteriormente.

En caso de encontrar alguna límala un poco desgastando la zona cortante.

2. Sellado de la llanta

Para tapar los agujeros de los radios utiliza la cinta adhesiva negra, que deberá ser de una anchura que cubra totalmente el fondo de su llanta.

 

Tubelizar la MTB

 

Debes dar una vuelta completa hasta montar un extremo sobre otro unos 6-7 cm.

Pega la cinta despacio, con cuidado, para evitar retorcerla, tensándola y dejándola bien centrada.

Recorta los picos del extremo final de la cinta para que queden redondeados. Esto evitará que la cinta se despegue prematuramente.

 

 

3. Instalación de la válvula

El agujero de la válvula habrá quedado tapado con la cinta adhesiva: perfóralo con la propia válvula o con una herramienta punzante, pero no agrandes el agujero, abre lo justo para que la válvula pueda ser insertada.

 

Tubelizar la MTB

 

Ahora, dependiendo de si tu llanta tiene agujero de válvula gorda o fina deberás hacer dos cosas distintas:

  • Agujero válvula gorda: Mete la válvula dejando la junta cónica tal y como viene suministrada de fábrica, y aprieta la tuerca suavemente, no utilices nunca herramientas, la fuerza de la mano es más que suficiente.
  • Agujero válvula fina: En este caso debe retirar la junta cónica de goma que lleva la válvula y volver a colocarla en posición invertida. Si la válvula quedara corta y no asomara lo suficiente como para colocar la tuerca y apretarla, entonces puede reemplazar la junta cónica por la junta plana.

 

Tubelizar la MTB

 

4. Montaje del neumático:

Lo ideal es intentar montar el neumático sin usar desmontables, pero no siempre se puede. En este último caso, usa un juego de desmontables en buen estado para no dañar el neumático.

En el proceso de tubelizar la MTB, siempre recomiendo que pulverices con agua los flancos de la cubierta y el fondo de la llanta (usa agua sin jabón):

  • Al humedecerlos facilitaremos enormemente el talonado e inflado de la rueda.
  • Además, reduciremos el riesgo de que el fondo de llanta adhesivo pueda ser retorcido o descolocado en el proceso del talonado.

Monta la cubierta y añade el líquido sellante antes de cerrar por completo como en la foto siguiente.

 

Tubelizar la MTB

 

Para introducir el líquido sellante también puedes cerrar la cubierta del todo, es decir, terminar el montaje del neumático, e introducir el líquido a través de la válvula.

El obús de la válvula es desmontable, por lo que con él quitado puedes usar la boquilla del propio bote para introducir el líquido en el interior de la rueda.

 

 

5. Líquido sellante

Agita el envase antes de echar el líquido en tu rueda. Introduce la dosis mínima adecuada para tu rueda según la tabla adjunta.

 

 

Puedes añadir un poco más de líquido para conseguir una mayor duración, pero no te recomiendo añadir más de un 20% de la dosis sugerida.

Y recuerda que igualmente deberás revisar y recargar periódicamente tus ruedas.

6. Hinchado

Recuerda, es muy recomendable pulverizar un poco de agua por los flancos del neumático porque facilitará el talonado e hinchado.

Probablemente necesitarás un compresor o un hinchador que meta mucho volumen de aire en poco tiempo. Yo suelo utilizar la Joe Blow de la marca Topeak y ningún problema.

 

 

Una vez hinchada revisa de nuevo la tuerca de la válvula.

Tubelizar la MTBHaz girar la rueda y agítala en todos los sentidos para que el líquido se reparta por todo el interior de la rueda.

Inicialmente daremos bastante presión para que la cubierta se asiente correctamente.

Es recomendable rodar un poco con la bici tras el montaje del neumático, esto ayudará a que cubierta y llanta asienten, y que el líquido se reparta mejor por todo el interior de la rueda, sellando todos los poros que existan.

Si tu rueda pierde algo de presión durante las primeras horas después del montaje es normal: dale más presión y mueve de nuevo la rueda para que puedan sellarse los poros que aún queden sin cerrar.

Si tu rueda se desinfla en cuestión de segundos no es normal, revisa el montaje del fondo de la llanta y el ajuste de la válvula.

7. Rellenado periódico de líquido sellante: Revisa tus ruedas periódicamente.

Debes añadir líquido sellante de vez en cuando para mantener un nivel correcto dentro de la rueda, pues irá secándose dependiendo de diversos factores, unos exteriores, como el clima, y otros factores interiores, como el compuesto del neumático.

Si la rueda comienza a perder presión de forma continuada inspecciónala, podría tener algún pequeño corte, o puede ser necesario rellenar con líquido sellante porque se agotó el que tenía. Para añadir líquido a tu rueda afloja el obús, metiendo la nueva mezcla a través de la válvula.

Utiliza la llave negra pequeña que se suministra con el kit para extraer el obús, y aprovecha para revisar y limpiar bien tanto el cuerpo de la válvula como el propio obús, retirando los restos de sellante que hayan podido solidificar y ensuciar el obús o la válvula. (Los obuses se venden sueltos).

Es recomendable al menos introducir una dosis de recarga cada dos meses; quizá la rueda no haya tenido pérdidas de aire, pero el líquido irá perdiendo sus propiedades con el paso del tiempo.

Ahora que ya sabes tubelizar la MTB, disfruta de esta nueva etapa en la que tendrás una preocupación menos.

¡Será muy difícil que te quedes tirado por un pinchazo! 🙂

Por Federico Vuelta Fernández, de Forum Sport Alisal (Santander)

Un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *