pedales automáticos pedales automáticos

Pedales automáticos: Por qué utilizarlos y guía para elegirlos

Utilizar pedales automáticos es una muy buena elección en términos de seguridad. En este post te contemos qué criterios debes tener en cuenta a la hora de elegir tus pedales automáticos: ¡sigue leyendo!

¿Por qué utilizar pedales automáticos?

La respuesta es muy simple, por seguridad.

El pedal automático es una adaptación de las fijaciones de esquí que permite que el pie no se mueva, pero con un leve gesto escapa del esquí o del pedal en este caso.

Sin esa fijación el pie se puede escapar muy fácilmente del pedal al hacer fuerza, perdiendo así el control de la bici.

 

pedales automáticos

 

Cómo elegir los pedales automáticos que me convienen

La variedad existente en el mercado de pedales automáticos hace que sea una de las preguntas que más nos repiten: ¿Cuál es el mejor pedal automático? La respuesta es compleja y multivariable. Lo mejor para uno no tiene por qué ser lo mejor para otro.

Vamos a repasar algunos aspectos que quizás por repetitivos o ignorados nos parece que son importantes:

 

1. Superficie de contacto

«El pedal con mayor superficie de apoyo del mercado». Este argumento es repetido por bastantes de los fabricantes a lo largo de la evolución de sus propios modelos.

En realidad y gracias a la implementación de las suelas rígidas, este fenómeno es prácticamente irrelevante. Dado que los materiales de construcción actuales pueden soportar mas de 400 kilo-pascales de presión.

Así, una suela rígida apenas se deformará porque el conjunto pedal-cala en cualquiera de sus vertientes tenga más área de superficie.

 

 

Antes, con las suelas de plástico, esto podía tener cierta relevancia, pero hoy en día es una mera anécdota con el calzado con suela de carbono.

 

2. Peso de los pedales automáticos

El peso del pedal es muy importante.

La razón fundamental es que, a diferencia de lo que sucede con el cuadro, el pedal realiza dos movimientos simultáneos.

Por ello, su carga inercial aumenta mucho respecto a, por ejemplo, los gramos del cuadro u otra pieza que no rote.

Solo las ruedas tienen más inercia por radio de giro pero, como son muy ligeras en su extremo (conjunto llanta-tubular) y su peso está repartido en todo el círculo, el efecto es mucho menos notable.

 

pedales automáticos

 

Sin embargo, los pedales concentran sus más de 200 gramos en dos puntos opuestos (los dos pedales), con lo que su carga inercial es ciertamente significativa.

 

3. Anchura de los pedales automáticos

El olvidado factor Q de los pedales (la medida de la separación entre las bielas) hace que la variabilidad a la hora de establecer la anchura proporcional al punto de apoyo propulsor (la pierna) sea casi ridícula.

 

 

Exceptuando aquellos pedales que permiten elegir anchura de eje, el resto de las marcas se limitan a ajustes muy imprecisos y/o limitados.

Este es un tema que cobrará importancia en el futuro, pero al que la industria no ha dado buenas soluciones.

¿Expansores y arandelas? Pueden ser una buena solución, ya que son elementos que han mejorado mucho en su construcción en los últimos años.

 

4. Pedal de MTB en bici de carretera

Son muchos los ciclistas que utilizan el pedal de montaña en bici de carretera.

 

 

De este modo, solo necesitan un par de zapatillas para usar sus bicis, y les resulta más cómodo para poder andar.

Un buen ejemplo de pedales automáticos de MTB es el modelo XLC System Pedal MTB PD-S15. Con unas dimensiones de 80×49 mm, son compatibles con una rosca de 9/16” y, por lo tanto, son adecuados para su uso con la mayoría de las bicicletas de tamaño adulto.

 

pedales automáticos

 

 

En principio su uso no tiene ningún problema: aunque parezca que se podría perder fuerza porque la cala es mucho más pequeña, realmente no es con ella con la que empujamos el pedal.

Lo hacemos con los tacos de la zapatilla, y este es un elemento que se suele gastar con mucha facilidad. Por ello, llega un momento en que su apoyo en el pedal no es muy correcto.

Ello provoca inestabilidad en el pie y pérdida de fuerza.

Los pedales de MTB en carretera, debido a su gran distancia entre el eje y el centro de pedal pueden ser de ayuda a ciclistas noveles, tal y como veremos en el siguiente apartado.

 

 

5. Distancia planta del pie al centro del eje del pedal

Para nosotros un aspecto que, aunque difícil de entender, es realmente vital a la hora de establecer la idoneidad de un pedal para cada ciclista.

Cuando un pedal tiene mucha distancia entre su centro y la base del conjunto que conforma con la cala, el radio de giro es amplio y por lo tanto los movimientos sobre ese pedal son poco perceptibles en la resultante.

Esto es una buena noticia cuando alguien no controla la dirección y la fuerza con los pedales, es decir, no pedalea limpio: el radio de giro amplio sobre el eje impide que sus movimientos generen direcciones erróneas en las diferentes fases de pedaleo.

Obviamente resulta más difícil dirigir bien la fuerza con estos pedales, porque para hacer variar los vectores de dirección de la fuerza hace falta que el giro sea de más grados.

En el caso de que los pedales aporten, junto a una zapatilla de suela ultra fina, un radio de giro pequeño entre la planta del pie y el centro del pedal, ese pedal será muy sensible.

Hará falta pedalear de manera muy contralada motormente para que los movimientos residuales y los constantes cambios de dirección de la fuerza no impidan generar carga inercial en el conjunto en giro.

 

 

¿Qué efecto tiene esa distancia?

Para visualizar de manera gráfica la importancia de este parámetro, imaginaos el contraste de conducir un coche con un volante mínimo o con un volante gigante.

Ese mismo efecto es el que determina que los movimientos tengan más o menos efectividad sobre las ruedas de coche.

En nuestro ejemplo, lo tendrán sobre la dirección en la que hacemos fuerza sobre los pedales y que, os recordamos, está en cambio permanente debido a su carácter circular.

Esto obliga a redirigir la fuerza de la planta del pie a cada momento, mas rápido y preciso cuanto más alta es la cadencia.

En el caso de los pedales automáticos Shimano Ultegra R8000 SPD-SL, se ha reducido el cuerpo del pedal de tal manera que este se encuentre más cerca del eje.

Gracias a ello no perderás fuerza y podrás conseguir un equilibrio óptimo entre un peso bajo y una máxima transferencia de potencia.

pedales automáticos


 

Si a esta breve explicación le sumamos que en el mercado hay marcas que difieren en este parámetro en un 30%, conviene que analicéis la interferencia de dicho parámetro en vuestro rendimiento, de acuerdo a lo bien o mal que dirijáis la fuerza sobre los pedales.

Por ejemplo, Look Keo (el modelo más utilizado del mercado) tiene 4 mm más de distancia con respecto al modelo Wahoo Speedplay (los menor menor distancia).

pedales automáticos
 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

Por: Iñaki Erdoiza, TÉCNICO BIOMECÁNICO y cofundador de Custom4US

Edificio Kirol Etxea. c/Martín Barua Picazza 27

Bilbao. Tel: 94 407 94 97. Email: info@custom4.us

 

Otra cuestiones que pueden interesarte:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *