50 tips para evitar averías en la bicicleta (y truquitos para salir del paso) (II) 50 tips para evitar averías en la bicicleta (y truquitos para salir del paso) (II)

50 tips para evitar averías en la bicicleta (y truquitos para salir del paso) (II)

Si no eres capaz de quitar los tornillos de las calas, si quieres saber cómo limpiar los platos sin desmontarlos, qué puedes hacer para llegar bien a casa a pesar de un neumático pinchado… ¡Sigue leyendo! Aquí tienes unos cuantos trucos para salir del paso y parte de los 50 tips para evitar averías en la bicicleta.

En un post anterior os dábamos la primera parte de 50 tips para evitar averías en la bicicleta y ahora es el turno de tips y trucos que tienen que ver con:

-Pedales

-Bielas y platos

-Llantas y radios

-Frenos

– Neumáticos

¡Toma nota!

Pedales

  • Cada dos o tres salidas, pon unas gotas de aceite en el mecanismo de acople de las calas: el pedal funcionará así mucho mejor.
  • Cuando las calas son de plástico, el mejor lubricante es un jabón lavavajillas líquido.
  • Si las cabezas de los tornillos de las calas se han quedado inservibles, puedes eliminarlas actuando con una broca de 7 u 8 mm.
  • Cuando quieras regular a la perfección las calas en unas zapatillas nuevas puedes montar los pedales en una bicicleta estática.

Este truco también es válido para aquellos que nunca hayan utilizado unos pedales automáticos y quieran ahorrarse las primeras caídas.

50 tips para evitar averías en la bicicleta: calas

Bielas y platos

  • Para limpiar los platos sin desmontarlos, la vaporeta doméstica no tiene rival: no hay grasa o barro que se resista a un chorro de vapor de agua a presión.
  • Si llevas mucho tiempo sin quitar los pedales de las bielas es muy posible que se hayan quedado soldados, siendo realmente difícil desarmarlos. Como primera medida rociarás la parte de la rosca con aceite en aerosol (3 en 1 o similar) que es el que mejor penetra. A continuación, calentarás la biela (con un secador de pelo rociándola de alcohol y prendiéndola). Es muy posible que ahora sí puedas quitar los pedales.

Biela

Llantas y radios

  • Cuando recorremos los primeros 100 kilómetros con una bicicleta nueva es necesario revisar todos los radios, a veces hay que apretarlos entre 1/2 y 1 vuelta. Esta tarea suele llevarse a cabo en la tienda donde la has comprado, ya que acostumbra a entrar en la primera revisión. Pero si este no es tu caso y vas a realizar tú mismo esta tarea, nuestro consejo es que empieces por apretar 1/4 de vuelta cada radio de manera sistemática y escrupulosa, comenzando siempre desde el agujero de la válvula.
  • Antes de llevar a cabo cualquier misión de radiado o re-tensado es muy importante poner una gota de aceite en cada cabecilla del radio y entre ésta y la llanta.
  • Si se aflojan continuamente los radios, descentrándose la rueda cada pocos kilómetros, es muy probable que lo puedas solucionar aplicando una gota de fija-tornillos en cada cabecilla de radio.
  • Cuando se te rompa un radio intenta quitarlo y aprieta el anterior y posterior para equilibrar la tensión perdida en esa parte de la rueda.
  • Si el radio que se ha roto es de la rueda trasera, en el lado del piñón, no lo podrás quitar sin sacar el cassette; entonces lo debes doblar y atarlo a los radios cercanos.

50 tips para evitar averías en la bicicleta : llantas y radios

Frenos

  • Cuando, al accionar los frenos, la bicicleta emite un chirrido agudo ensordecedor es porque las zapatas no asientan correctamente en la llanta. Puede ser debido a varios factores:
  1. Hemos instalado mal las zapatas. En la mayoría de los frenos la zapata tiene que tocar antes con su parte delantera para que, al ser ésta arrastrada por la llanta, apoye completamente en la pista de frenado.
  2. La zapata está cristalizada o tiene acumulada suciedad. Hay que lijar, con una lima fina, la superficie de frenado hasta comprobar que el material es de un color homogéneo.
  3. La llanta tiene acumulado material de frenado (goma quemada, barrillo…). Hay que lavar escrupulosamente la llanta con un estropajo metálico.
  4. Los brazos de freno están flojos y, al accionar el freno, vibran emitiendo el mismo sonido que si las zapatas estuvieran mal instaladas. Hay que comprobar periódicamente el apriete de sus tornillos.
  • Hay algunas llantas que disponen de una pista de frenado muy estrecha, por lo que resulta sumamente difícil instalar las zapatas. Si es este tu problema, no lo dudes: recorta la zapata con una cuchilla hasta conseguir la superficie de frenado deseada.

Freno

Los neumáticos

  • Y terminamos estos tips para evitar averías en la bicicleta con los neumáticos. Después de rodar muchos kilómetros, la superficie de rodadura de una cubierta se llena de partículas de polvo y suciedad. Para recobrar su «mordiente» original la podemos lavar con un cepillo de pelo duro y agua caliente.
  • Si alguna vez no dispones de desmontables, puedes habilitar unos de fortuna valiéndote de las palancas del cierre rápido de las ruedas.
  • Cuando observes que hay algún cuerpo extraño clavado en una de tus cubiertas, intenta no quitarlo hasta que no llegues a casa o a un lugar cómodo para afrontar la reparación de un pinchazo. En muchas ocasiones el objeto que ha producido un pinchazo lo mantiene obturado hasta que lo extraemos.
  • A la hora de arreglar un pinchazo nos podemos encontrar con que no tenemos parches o el pegamento se ha secado. Hay varias maneras de salir del apuro:
  1. Dando un par de vueltas de cinta aislante o esparadrapo podemos llegar a reparar totalmente el pinchazo.
  2. Si no tenemos cinta adhesiva podemos utilizar una pegatina de la bicicleta o del casco para intentar obturar el agujero.
  3. Con un chicle podemos reparar un pinchazo perfectamente. No debes olvidar lijar bien la zona del pinchazo. Lo peor viene cuando desmontamos de nuevo la cámara y hay que limpiarlo todo (se hace bien con disolvente).
  4. Puedes fabricarte un parche con la resina de un pino y una hoja de jara (o un trozo de papel).
  5. En las cunetas de las carreteras recién asfaltadas podemos encontrar bolitas de alquitrán que, aplicándolas la llama de un mechero, se convierten en una masa pegajosa con la densidad suficiente para tapar el agujero de nuestra cámara.
  • Recuerda cortar anillos de goma de diferentes anchuras antes de tirar una cámara vieja, tienen unas cuantas utilidades, por ejemplo, tapar la válvula de la bomba de hinchar para que no se llene de barro…
  • Si cortas el tapón de plástico de la válvula y vuelves a enroscarlo en la cámara, ahora podrás utilizar una bomba de inflar de coche o moto. Solución muy útil para utilizar las mangueras de aire de las gasolineras.

50 tips para evitar averías en la bicicleta

Un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud