Test Petzl Vasak – Leverlock: polivalencia en estado puro

FacebookTwitterGoogle+

Ha llegado el invierno a nuestras montañas y la variedad de condiciones invernales hace que los montañeros necesitemos de las herramientas adecuadas para garantizar nuestra seguridad. Por ello es hora de probar a fondo los nuevos crampones Petzl Vasak.

En mi continua búsqueda de mejorar la comodidad y prestaciones del material de montaña, me han llamado especialmente la atención los cambios realizados por los ingenieros de Petzl en su material técnico de seguridad. Recordemos que los crampones deberían ser obligatorios mientras nos movamos por nieve (compacta o no), hielo, glaciares… especialmente en las primeras horas del día cuando la superficie pueda ser más dura.

fotos_montaña_dos

Ficha técnica 

Petzl Vasak Leverlock

Puntas12
Peso770g (Con fil), 810g (Con fil-flex)
Tallas36-46 (Y medias tallas)
UsoPara uso general. Desde montañas nevadas fáciles por sus rutas normales hasta corredores de 60 grados de nieve, hielo y mixtos fáciles. Las 12 puntas aportan suficiente tecnicidad para la mayoría de usos.

A fondo

La versión antigua de los crampones Vasak lleva acompañándome desde hace más de 9 años en la mayoría de mis actividades de nieve con resultados excepcionales. En esta ocasión he tenido la oportunidad de probar la nueva versión con botas semi-rígidas, rígidas y de esquí de montaña. Un aspecto destacable de estos crampones es su adaptabilidad respecto a su configuración de automática y semiautomática.

05 - Petzl Vasak

Si hubiese que definir este crampón en dos palabras: Polivalente 100%. Los crampones Vasak Leverlock, son unos crampones de 12 puntas, construidos en acero, que vienen con una puntera intercambiable para que puedas convertirlas en automáticas (Fil) o semiautomáticas con su puntera de plástico flexible universal (Fil-Flex). De esta manera podremos adaptarlos a cualquier bota tenga reborde delantero o no. En este caso, el reborde trasero de la bota será necesario ya que tiene un cierre trasero micrométrico.

Petzl fabrica este crampón para el montañismo clásico, esto significa que nos servirá para ascensiones por las rutas normales, corredores, travesías glaciares y actividades de alpinismo no demasiado técnicas.

Respecto a las puntas, mantiene un diseño basado en la versión antigua con pequeños cambios. Sus dos puntas frontales (horizontales) nos aportan buen agarre en nieve dura (corredores), y se defienden francamente bien en resaltes de hielo y roca de mediana dificultad. El conjunto de 12 puntas nos aporta buen agarre en descensos y ladeos comprometidos. Lo más destacable es el uso de un acero más resistente, lo que se traduce en una construcción con un acero más fino, convirtiéndolo en una herramienta mucho más ligera.

Pese a su ligereza, la durabilidad y la rigidez quedan garantizadas gracias al acero usado para su construcción. En comparación, la versión antigua pesaba 980g, lo cual son más de 200g de diferencia. Según varios estudios biomecánicas, llevar 100g más en los pies es como si lleváramos 700g más en la mochila.

El conjunto de 12 puntas nos aporta buen agarre en descensos y ladeos comprometidos. El frame de acero que une la parte delantera y trasera, proporciona una plataforma realmente sólida, sobre todo para mis trotadas botas semi-rígidas (que ya son casi flexibles). Además, permite la adaptación de medias tallas entre un 36 y un 46.

fotos_montaña_3He testeado los Vasak con diferentes botas y he podido comprobar que se adaptan perfectamente a la mayoría de botas. A priori la forma del enganche delantero automático puede parecer que no va a encajar bien con alguna bota rígida, pero ha encajado perfectamente con mis antiguas Koflach Vario, Sportiva Nepal Cube y Dynafit TLT6. Además, el enganche delantero de correa, también ha tenido resultados excelentes con las botas Sportiva Trango S EVO, Millet Grepon y Salewa Raven. En cualquier caso, antes de comprar cualquier crampón, conviene llevar la bota a la tienda y probar que se adapta bien.

04 - Petzl Vasak

Cómo guinda del pastel, los crampones recogidos quedan muy compactos y ocupan un mínimo espacio. Las partes delanteras y traseras se pueden recoger fácilmente, lo que aporta un bonus cuando no tenemos demasiado espacio en la mochila.

Anti-boots

Los antiboots son sorprendentes, funcionan muy bien en nieves pesadas o húmedas, aportando seguridad en todo momento. Se nota una mejora en resistencia respecto a sus predecesoras gracias al resistente material utilizado.

fotos_montaña_4Durabilidad

Pese a los test realizados, es pronto para hablar de su durabilidad, pero si aguantan lo mismo que la versión antigua, será muy difícil romperlos con un uso y cuidado adecuados.

Conclusión

Como conclusión, se trata de unos crampones para una amplia gama de usos, desde montañeros eventuales que realicen ascensiones fáciles hasta alpinistas clásicos que quieran ponerse a prueba en un corredor ogoulotte’ de mediana dificultad. Se trata de la mejor herramienta para el montañero todo terreno.

Test

Resistencia, duración
10/10
9/10
10/10
8/10
6/10
7/10
8,5/10      
Adaptabilidad a diferentes botas
Ascensiones fácilesF/PD en nieve, hielo y mixto
Ascensiones de dificultad mediaAD en nieve, hielo y mixto
Ascensiones difícilesD/MD y escalada en hielo
Relación calidad/precio
Nota:

Por Eneko Aurtenetxe, especialista en deportes de Montaña y colaborador de Forum Sport

FacebookTwitterGoogle+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud